Policía Metropolitana descartó evidencia en caso de Stephen Port por “homofobia institucionalizada”, señalan

El hombre dijo que la policía parecía desestimar sus intentos de proporcionarles información

Emily Atkinson
sábado 06 noviembre 2021 20:58
Tres detenidos por el presunto asesinato homofóbo de Samuel en España
Read in English

Un hombre que trató de ofrecer pruebas policiales para ayudar en la investigación del asesino en serie Stephen Port condenó al cuerpo de seguridad por su “homofobia institucional”, por desestimar sus afirmaciones sobre las víctimas basados en su orientación sexual.

John Pape dijo que ofreció información a la Policía Metropolitana en 2014 sobre Gabriel Kovari, una de las víctimas de Port, con quien afirma haber tenido una “apasionada amistad”.

En septiembre, el asesino había asesinado a Anthony Walgate, Kovari y Daniel Whitworth. Port administró dosis fatales de la droga GHB a los tres hombres antes de deshacerse de sus cuerpos en el cementerio de la iglesia de Santa Margarita de Antioquía, en Barking, entre junio de 2014 y septiembre de 2015.

Pape dijo que localizó al ex novio de Kovari, Thierry Amodio, a quien otro hombre le dijo que los hombres fueron drogados durante orgías con hombres mayores. El mensajero original fue identificado más tarde como Stephen Port.

Pero Pape dijo que la policía parecía desestimar sus intentos de proporcionarles información.

El hombre dijo a las investigaciones sobre las muertes en Barking Town Hall: “Creo que se ha dicho aquí que la policía no tenía suficientes fondos y estaba bajo tensión emocional.

“Pero creo que cuando las familias en duelo, el novio y los amigos se acercan a la verdad y tratan de dar la alarma 10 meses antes de que el Met esté dispuesto a reconocer que las muertes son sospechosas, no puede tratarse de un problema de financiación.

“¿Qué recursos tenían las familias y los amigos?

“¿A qué tensión emocional estábamos sometidos en ese momento?

“Lo único que explica lo inquietantemente incompetente que fue esta investigación es el prejuicio.

“Si las vidas y muertes de jóvenes homosexuales y bisexuales no se tratan con relevancia y respeto, creo que eso equivale a homofobia institucional”.

Pape sostuvo que la policía le dijo en las investigaciones originales sobre Kovari y Whitworth que no había evidencia que sugiriera que los dos hombres se conocían, a pesar de encontrar una “nota de suicidio” en el cuerpo de Whitworth asumiendo la responsabilidad del asesinato de Kovari.

Agregó que se puso en contacto con organizaciones benéficas para homosexuales, la prensa gay y el activista Peter Tatchell para explicar sus preocupaciones: “No confiaba en que la policía lo vinculara correctamente.

“Estaba preocupado por los hombres jóvenes homosexuales en Barking”.

Pape lloró mientras hablaba sobre lo que sintió al escuchar que Port había sido arrestado.

“Creo que sentí una mezcla de emociones, ciertamente una especie de enojo porque sentí que yo tenía estas preocupaciones... de que un hombre mayor podría estar atacando a hombres más jóvenes... y sentí que no me habían escuchado”, relató.

“Ojalá pudiera volver atrás y decirme a mí mismo que debo hacer más presión”.

Port fue sentenciado a ocho meses de prisión en marzo de 2015 por mentir sobre la muerte de Anthony Walgate, pero fue liberado apenas unos meses después. Mientras estaba en libertad con una tobillera electrónica, cometió un cuarto asesinato antes de ser capturado.

Port había intentado incriminar a una de sus víctimas, colocando una nota de suicidio falsa junto al cuerpo de Whitworth para sugerir que él era responsable de la muerte de Kovari, y que se había suicidado debido a la culpa.

En 2016, Port fue declarado en Old Bailey culpable de los cuatro asesinatos y sentenciado a cadena perpetua, lo que significa que nunca será liberado.

Luego de esto, un detective de alto rango se disculpó con las familias de las víctimas del asesino en serie Stephen Port, diciendo que había cometido una serie de “terribles” errores al investigar las violaciones y asesinatos.

En una investigación, el sargento detective Martin O'Donnell dijo al jurado que lamentaba no haber informado a sus colegas que, dos años antes de su primer asesinato conocido, Port fue acusado de drogar a un joven con GHB antes de violarlo.

O'Donnell dijo en la audiencia en Barking Town Hall: “Me parece un error bastante importante no incluirlo en ese documento. Es un error terrible que no haberlo puesto allí”.

La investigación continúa.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged in