Muertes por sobredosis de drogas alcanzan récord en EE.UU. a medida que opioides sintéticos y pandemia causan estragos

Los opioides sintéticos como el fentanilo están detrás del aumento en las muertes

Richard Hall
miércoles 17 noviembre 2021 18:45
The fight at the heart of America's opioid crisis| Behind The Headlines
Read in English

Las muertes por sobredosis de drogas en los Estados Unidos han alcanzado un récord, ya que más de 100.000 personas perdieron la vida en los últimos 12 meses, según nuevos datos.

Las cifras provisionales de los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) representan un aumento del 28,5 por ciento con respecto al mismo período del año anterior, impulsado en su mayoría por un aumento en las muertes relacionadas con el opioide sintético fentanilo.

Los expertos citaron la mayor disponibilidad de fentanilo y el impacto de la pandemia al provocar un aumento en las muertes por sobredosis, ya que muchos adictos no pudieron buscar tratamiento debido a restricciones de salud pública.

Un total de 100.306 personas murieron por sobredosis de drogas entre mayo de 2020 y abril de 2021. Los opioides sintéticos, drogas que reflejan el efecto de los opioides naturales como la heroína pero que son más potentes y se pueden fabricar en un laboratorio, fueron responsables del 64 por ciento de las muertes, un aumento de casi el 50 por ciento con respecto al año anterior, según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC.

Los nuevos datos de los CDC encontraron que el número de muertos aumentó en todos los estados excepto en cuatro: Delaware, New Hampshire, Nueva Jersey y Dakota del Sur. Los estados con mayores aumentos fueron Vermont (70 por ciento), Virginia Occidental (62 por ciento) y Kentucky (55 por ciento).

Las muertes por metanfetamina y otros psicoestimulantes también aumentaron de manera drástica, con un aumento del 48 por ciento en comparación con el año anterior.

El CDC informó antes que 2020 fue el año más mortífero registrado en muertes por sobredosis, con 93.000 muertes.

Las nuevas cifras llegan menos de un mes después de que la administración Biden anunciara su plan para reducir las muertes por sobredosis. El Plan de prevención de sobredosis hace hincapié en la reducción de daños al reducir las barreras al tratamiento y la prevención de sobredosis. La administración dijo que había presupuestado más de us$11.000 millones para 2022 para aumentar el acceso a los programas de tratamiento por uso de sustancias.

A lo largo del año pasado, las personas en la primera línea de la crisis de los opioides dieron la alarma por el aumento de las muertes por sobredosis, ya que la pandemia creó una tormenta perfecta de condiciones. Amanda Coleman, quien dirige un refugio para personas sin hogar en Huntington, West Virginia, una ciudad que alguna vez fue conocida como la "zona cero" de la crisis de los opioides, dijo a The Independent a principios de este año que vio un aumento en las sobredosis cada vez que llegaban los cheques de estímulo.

“Les entregábamos naloxona con sus cheques”, dijo, refiriéndose al medicamento que revive a alguien que ha sufrido una sobredosis.

“Había sobredosis en nuestro refugio, al final de la cuadra. La gente corría desde dos cuadras para pedir ayuda. Era gente que entraba y decía: 'Tuve una sobredosis tres veces este fin de semana', o 'Mi amiga tuvo una sobredosis'”, dijo.

Algunos centros de adicciones se vieron obligados a cerrar de manera temporal debido a medidas de salud pública. El confinamiento general llevó a que más personas tomaran drogas solas, lo que significaba que las personas que sufrieron una sobredosis no tenían a nadie presente para administrar el tratamiento de emergencia que les salvó la vida.

Chelsea Carter, que trabaja en la clínica de rehabilitación Brighter Futures, le dijo a The Independent en junio: “Lo que ha sucedido ahora es que toda esta gente continúa su consumo a solas y en casa. No hay nadie para llamar al 911 cuando sufre una sobredosis. Así que tenemos gente que muere a gran velocidad".

“Ahora no es nada escuchar de dos, tres, cuatro personas al día con sobredosis y, a veces, en escalas aún mayores. Depende de lo que esté sucediendo".