Singapur arresta a 21 miembros de una secta religiosa

Se les culpó de miles de infecciones de coronavirus en ese país.

Via AP news wire
jueves 12 noviembre 2020 20:44
<p>Corea del Sur Singapur&nbsp;</p>

Corea del Sur Singapur 

Read in English

Las autoridades de Singapur han arrestado a 21 personas que se cree que están relacionadas con una secta religiosa secreta de Corea del Sur a la que se culpó ampliamente de miles de infecciones de coronavirus en ese país.

Las 12 mujeres y nueve hombres fueron arrestados por "presuntamente ser miembros de una sociedad ilegal", dijo el Ministerio del Interior de Singapur.

Su declaración emitida el miércoles por la noche agregó que los grupos habían estado participando en "actividades relacionadas con el capítulo local no registrado de la Iglesia de Jesús Shincheonji", que está registrado en Corea del Sur.

No dio a conocer sus nacionalidades, pero dijo que se ordenó a la iglesia que cesara sus operaciones en febrero pasado y que cinco miembros coreanos habían sido deportados en ese momento.

Un portavoz de la iglesia en Corea del Sur dijo que estaba tratando de confirmar los detalles sobre los arrestos. Kim Young-eun dijo que la iglesia no cree que sus miembros en Singapur hayan participado en servicios de adoración cara a cara u otras reuniones desde el estallido de la crisis COVID-19.

"A pesar de las acciones tomadas, el capítulo local de SCJ ha reanudado sus actividades de manera encubierta, bajo la dirección de su capítulo principal de Corea del Sur", dijo el Ministerio del Interior, y agregó que el gobierno de Singapur "no permitirá que miembros de sociedades o personas ilegales asociados con ellos amenacen la seguridad pública, la paz y el buen orden de Singapur".

Si son declarados culpables, los 21 podrían enfrentar hasta tres años de prisión y una multa.

En agosto, los fiscales surcoreanos arrestaron al líder de la secta como parte de una investigación sobre las acusaciones de que su iglesia obstaculizó la respuesta antivirus del gobierno después de que miles de fieles fueron infectados en febrero y marzo.

Pero Lee Man-hee, de 88 años, recibió el jueves la libertad bajo fianza por parte del Tribunal de Distrito de Suwon, que citó preocupaciones sobre su salud. El tribunal requirió que Lee usara dispositivos de rastreo electrónicos y no saliera de su casa.

Lee y su iglesia han negado rotundamente las acusaciones en su contra, diciendo que están cooperando con las autoridades sanitarias.

Más de 5.200 de los 27.942 casos de coronavirus de Corea del Sur se han relacionado con la iglesia. Su sucursal en la ciudad sureña de Daegu surgió como el grupo más grande después de que las infecciones aumentaron a fines de febrero.

Las autoridades sanitarias utilizaron un agresivo programa de prueba y cuarentena para contener el brote en Daegu y las ciudades cercanas en abril, pero el país ha visto un resurgimiento del virus en la capital Seúl y en otros lugares desde entonces.