Las personas con malos hábitos de sueño “pueden tener más riesgo de padecer hígado graso”

La enfermedad del hígado graso es la principal enfermedad hepática crónica en todo el mundo, reporta Emily Atkinson

<p>Se estudiaron los efectos de acostarse tarde, roncar y dormir la siesta durante el día</p>

Se estudiaron los efectos de acostarse tarde, roncar y dormir la siesta durante el día

Read in English

Las personas que tienen hábitos de sueño poco saludables y un estilo de vida sedentario podrían ser más susceptibles de desarrollar la enfermedad del hígado graso, según un nuevo estudio.

La enfermedad del hígado graso es la principal enfermedad hepática crónica en todo el mundo y afecta a una cuarta parte de la población adulta mundial.

Según las estadísticas del NHS (Servicio Nacional de Salud) del Reino Unido, hasta uno de cada tres británicos se encuentra en las primeras fases de esta enfermedad, en la que hay pequeñas cantidades de grasa en el hígado.

En sus primeras fases, no suele causar ningún daño, pero puede provocar graves daños en el hígado, incluida la cirrosis -cicatrización (fibrosis) del hígado- si se agrava.

El riesgo de padecer diabetes, infartos de miocardio y derrames cerebrales también suele estar asociado a la presencia de niveles elevados de grasa en el hígado.

Según la nueva investigación, publicada el jueves en la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism de la Sociedad de Endocrinología, las personas con malos hábitos de sueño nocturno y siesta diurna prolongada “tienen el mayor riesgo de desarrollar la enfermedad del hígado graso”.

Yan Liu, del Laboratorio Provincial Clave de Alimentación, Nutrición y Salud de Guangdong y de la Universidad Sun Yat-sen de Guangzhou (China), afirmó: “Nuestro estudio descubrió que una mejora moderada de la calidad del sueño estaba relacionada con una reducción del 29 por ciento del riesgo de padecer la enfermedad del hígado graso”.

Los investigadores analizaron las conductas de sueño autoinformadas por 5.011 adultos chinos con enfermedad del hígado graso y descubrieron que acostarse tarde, roncar y hacer la siesta durante el día durante más de 30 minutos se asociaban significativamente con un mayor riesgo de enfermedad del hígado graso.

Una mejora moderada de la calidad del sueño condujo a una reducción del 29 por ciento del riesgo de enfermedad del hígado graso.

Pero el estudio dedujo en general que las personas con un estilo de vida sedentario y con obesidad experimentaban efectos adversos más destacados de la mala calidad del sueño que los demás.

“Nuestro estudio aporta pruebas de que incluso una mejora moderada de la calidad del sueño es suficiente para reducir el riesgo de padecer la enfermedad del hígado graso, sobre todo en las personas con estilos de vida poco saludables”, afirmó el Dr. Liu.

“Dado que una gran proporción de sujetos que padecen una mala calidad del sueño están infradiagnosticados e infratratados, nuestro estudio exige más investigación en este campo y estrategias para mejorar la calidad del sueño”.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in