Refrescos dietéticos pueden hacer que quieras comer más: Aquí te explicamos la razón

El consumo de edulcorantes artificiales está relacionado con una “mayor actividad de recompensa cerebral”

Chelsea Ritschel
viernes 08 octubre 2021 19:41
Obesidad, la pandemia silenciosa que afecta a 340 millones de menores
Read in English

El consumo de refrescos dietéticos y otros alimentos endulzados con edulcorantes artificiales puede aumentar los antojos de alimentos en algunas personas, ha encontrado un nuevo estudio, con efectos más prominentes en mujeres y personas con obesidad.

El estudio, publicado en la revista médica JAMA Network Open, llegó a la conclusión de que la sucralosa, el edulcorante de los refrescos dietéticos, puede provocar un aumento del apetito después de controlar la actividad de recompensa en el cerebro.

Para determinar el impacto del consumo de edulcorantes artificiales, los investigadores reclutaron a 74 participantes de 18 a 35 años, todos de peso estable y sin antecedentes de trastornos alimentarios o diabetes, para beber bebidas endulzadas con sucralosa y bebidas endulzadas con azúcar.

Luego, las respuestas de los participantes se analizaron utilizando imágenes cerebrales de resonancia magnética funcional, muestras de sangre para medir el azúcar en la sangre y las hormonas metabólicas, y la cantidad que comieron en un buffet.

Según la autora del estudio Kathleen Page, médica especializada en obesidad de la Universidad del Sur de California, el experimento "encontró que las mujeres y las personas con obesidad tenían una mayor actividad de recompensa cerebral", después de consumir el edulcorante artificial, informó NPR.

Una mayor actividad de recompensa cerebral significa que aquellos en estos grupos son engañados para que piensen que tienen hambre después de consumir bebidas endulzadas con el edulcorante artificial y, a su vez, pueden consumir más calorías.

“Para estos grupos, beber bebidas endulzadas artificialmente puede engañar al cerebro para que sienta hambre, lo que a su vez puede resultar en el consumo de más calorías”, dijo el Dr. Page en el comunicado de prensa, según WebMD.

Curiosamente, el estudio encontró que los hombres y los que tenían un peso saludable no tenían una mayor respuesta al hambre y no se veían afectados por la ingestión de edulcorantes artificiales de la misma manera.

Leer más: Pandemia se asocia con aumento de obesidad infantil, según estudio

Los investigadores también señalaron que sus hallazgos siguen estudios previos contradictorios sobre edulcorantes artificiales, y algunos estudios informaron beneficios al depender de las alternativas de azúcar, mientras que otros han relacionado los edulcorantes con el aumento de peso o la diabetes.

"Nuestros hallazgos indican que las mujeres y las personas con obesidad, y especialmente las mujeres con obesidad, podrían ser particularmente sensibles a una mayor respuesta neuronal provocada por la sucralosa en comparación con el consumo de sacarosa", concluyó el estudio, y agregó que los hallazgos resaltan "la necesidad de considerar factores biológicos individuales en estudios de investigación y potencialmente en recomendaciones dietéticas con respecto al uso y eficacia de [edulcorantes artificiales] para el control del peso corporal”.