El Departamento de Justicia de Biden dice que detendrá la práctica de Trump de confiscar en secreto los registros telefónicos y de correo electrónico de los periodistas

El fiscal general Garland promete detener las incautaciones secretas de los registros de los periodistas

Bevan Hurley
martes 20 julio 2021 02:07

Miles de personas protestan en Georgia por la muerte de un periodista

Read in English

El fiscal general Merrick Garland ha controlado la capacidad del Departamento de Justicia de obtener en secreto los registros telefónicos y de correo electrónico de los periodistas, después de una protesta por la búsqueda excesivamente entusiasta de filtradores por parte de la administración Trump.

Un memorando emitido el lunes por el Departamento de Justicia dijo que adoptaría formalmente una nueva política para restringir "el proceso obligatorio para obtener información de o registros de miembros de los medios de comunicación que actúan dentro del alcance de las actividades de recopilación de noticias".

Esto se produce después de las revelaciones de que la administración anterior, había confiscado en secreto los registros telefónicos de los reporteros del New York Times, Washington Post y CNN, como parte de una investigación de fugas para conocer las identidades de las fuentes.

En el comunicado, Garland dijo que su vicefiscal general "explicaría, desarrollaría y codificaría más la política “para proteger a los medios” “de una manera duradera”.

El presidente Joe Biden, ha calificado anteriormente la práctica de obtener los registros de los periodistas como “simplemente incorrecta” y que no permitiría que esto sucediera durante su mandato.

En mayo, TheWashington Post reveló que el Departamento de Justicia de Trump, había obtenido los registros de tres de sus periodistas que habían cubierto los intentos de Rusia de interferir en las elecciones de 2016 entre abril y julio de 2017.

En ese momento, el editor ejecutivo interino del Post, Cameron Barr, dijo: "Estamos profundamente preocupados por este uso del poder del gobierno para buscar acceso a las comunicaciones de los periodistas".

Leer más: Reino Unido opta por no vacunar a menores de 18 contra COVID

El mismo mes, CNN dijo que el departamento había obtenido registros de su corresponsal en el Pentágono, Barbara Starr.

En junio, el Times anunció que los registros de cuatro reporteros, Matt Apuzzo, Adam Goldman, Eric Lichtblau y Michael S Schmidt, fueron incautados durante un período de cuatro meses en 2017.

El Departamento de Justicia, notificó al periódico que los registros habían sido atrapados en su red de arrastre mientras investigaba "una investigación criminal sobre la divulgación no autorizada de información clasificada".

El editor ejecutivo del Times, Dean Baquet, dijo en ese momento que la incautación de registros telefónicos de periodistas "socava profundamente la libertad de prensa" y "amenaza con silenciar las fuentes de las que dependemos para proporcionar al público información esencial sobre lo que está haciendo el gobierno".

Anteriormente, el Departamento de Justicia, podía seguir las comunicaciones de los reporteros con las fuentes si sospechaba que estaban recibiendo información clasificada no autorizada.

Este enfoque fue fuertemente criticado por el congreso y los defensores de la libertad de expresión, quienes argumentaron que podría usarse para reprimir la recopilación legítima de noticias sobre asuntos de interés público.

El Departamento de Justicia, ahora solo puede buscar los registros de los reporteros si están bajo sospecha de participar en actos delictivos fuera de su trabajo periodístico, si se sospecha que trabajan como agentes de una potencia extranjera o si existe un riesgo inminente de muerte o daños graves. .

En el memorando, Garland dijo que "una prensa libre e independiente es vital para el funcionamiento de nuestra democracia".

Durante sus cuatro años en el poder, Trump atacó repetidamente las filtraciones no autorizadas y fue sumamente sensible a cualquier cobertura de la participación rusa en su victoria en las elecciones presidenciales de 2016.