Los líderes energéticos dejan la puerta abierta a más recortes a medida que aumenta el coronavirus

El ministro de energía de Arabia Saudita dice que los productores mundiales de energía tienen la capacidad de modificar un acuerdo sobre recortes de producción que podría extenderse hasta fines de 2022.

Via AP news wire
lunes 09 noviembre 2020 14:42
<p>Líderes mundiales en energía&nbsp;</p>

Líderes mundiales en energía 

Read in English

El ministro de energía de Arabia Saudita dijo este lunes que los productores mundiales de energía tienen la capacidad de modificar un acuerdo sobre recortes de producción que podría extenderse hasta fines de 2022, lo que indica la anticipación de una demanda de petróleo debilitada continua a medida que la pandemia de coronavirus vuelve a alcanzar su punto máximo en Europa y Estados Unidos. Estados.

"La OPEP ha estado y sigue tomando un papel proactivo", dijo el príncipe Abdulaziz bin Salman durante la conferencia de energía ADIPEC patrocinada por Abu Dhabi, que se llevará a cabo prácticamente este año.

"Mantenemos nuestra flexibilidad en nuestras manos", dijo el príncipe Abdulaziz, sin comprometerse específicamente a determinar hasta dónde podrían llegar los recortes futuros de 7,7 millones de barriles de petróleo al día o más.

“No antepongo las líneas políticas a llegar a todos”, dijo.

El cartel del petróleo de la OPEP, liderado por Arabia Saudita, y países que no pertenecen a la OPEP, incluida Rusia, acordaron en abril recortar hasta 10 millones de barriles de crudo por día, o una décima parte del suministro mundial, hasta julio para evitar que los precios del petróleo caigan en medio de una baja demanda de crudo.

El llamado acuerdo OPEP+ tenía como objetivo aliviar esos recortes a 7,7 millones de barriles por día hasta fin de año, y a casi 6 millones por día durante 16 meses a partir de enero.

El ministro de Energía de los Emiratos Árabes Unidos, Suhail al-Mazrouei, también se hizo eco de la confianza en el acuerdo OPEP+ y dijo que el acuerdo ha funcionado.

“También hemos demostrado como grupo que hemos sido muy disciplinados”, dijo.

Los países de la OPEP+ se reunirán nuevamente el 17 de noviembre, pero no hay garantía de que puedan acordar recortes más profundos para 2021 dado que algunos países están perdiendo ingresos en medio de las cuotas de producción existentes.

El virus ha bajado el precio del petróleo, afectando ingresos clave para las naciones productoras de petróleo. El lunes, el crudo Brent, el estándar internacional, cotizaba alrededor de 40 dólares el barril. El crudo de referencia estadounidense cotizaba a poco más de 38 dólares el barril.

Hay pocas garantías de un repunte con las principales ciudades europeas implementando varias medidas de bloqueo debido a los picos alarmantes en los nuevos casos de coronavirus antes de los próximos meses de invierno y la temporada de gripe.

El príncipe Abdulaziz dijo que, si bien las naciones productoras de petróleo tienen la esperanza de que una vacuna pueda ayudar a mitigar el virus y ayudar al mundo a recuperar la sensación de movilidad, el acuerdo actual siempre se puede modificar.

“El acuerdo de abril tomó en cuenta lo que podría suceder y decidió de manera proactiva estar preparados para lo peor”, dijo.

Una nueva administración en Washington liderada por el presidente Joe Biden también podría afectar la demanda de petróleo, particularmente si puede impulsar la economía nuevamente y controlar el brote de COVID-19 en los Estados Unidos que ha alcanzado niveles récord en las últimas semanas.

Biden también podría afectar los mercados petroleros si puede impulsar un paquete de estímulo que impulse el gasto del consumidor o si puede enfriar la guerra comercial con China y volver a comprometerse con Irán, lo que podría llevar al levantamiento de las sanciones de Estados Unidos contra exportaciones de petróleo iraní. También podría devolver a Estados Unidos al acuerdo climático de París y revertir los retrocesos de la administración Trump sobre las regulaciones de ahorro de combustible, según la firma de inteligencia energética Rystad Energy.

El príncipe Abdulaziz dijo que las naciones productoras de energía manejarán cualquier cosa que suceda y que la OPEP, en la que Irán es parte, ha logrado en el pasado manejar los retrocesos a medida que se presenten.

El secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo, adoptó un tono optimista para el futuro del petróleo y dijo que si bien ha habido una contracción de casi 9,8 millones de barriles de petróleo por día en 2020, las previsiones para el próximo año se están revisando al alza.

"No hay motivo de alarma", dijo, y agregó que los países del acuerdo OPEP+ han estado cumpliendo con los recortes desde mayo.

De manera similar, el director ejecutivo de la Compañía Nacional de Petróleo de Abu Dhabi, Sultan al-Jaber, dijo que en el punto álgido de los cierres en marzo y abril, el mundo aún consumía 75 millones de barriles de petróleo por día. La demanda de petróleo, dijo, solo cayó por debajo de los 90 millones de barriles por día durante 12 semanas. Actualmente ronda los 92 millones de barriles por día.

"Sabemos que el mundo seguirá necesitando petróleo y gas cuando todo esto esté hecho", dijo. "Esperamos que la demanda de petróleo crezca a más de 105 millones de barriles por día para el 2030".

Sin embargo, con un tono más sobrio, el viceministro de Energía ruso, Pavel Sorokin, dijo que no espera una recuperación completa de los viajes aéreos antes de dos años.

Aunque anticipa que la demanda de petróleo crecerá durante la próxima década, dijo que tomará de dos a tres años para que esa demanda alcance los 100 millones de barriles por día nuevamente o cerca de ese nivel.

Dijo esto cuando los medios rusos informaron que el antiguo ministro de Energía del país, Alexander Novak, había sido recomendado para un ascenso como viceprimer ministro. Novak jugó un papel decisivo en las negociaciones rusas con la OPEP que llevaron a recortes de producción global.