Rand Paul y las inversiones en acciones covid-19 de las que todos deberían estar enterados

Alexandria Ocasio-Cortez describió como una “locura” la noticia sobre el último giro en la historia de Paul en relación al covid

Holly Baxter
viernes 13 agosto 2021 01:31
Certificados covid digital falsificados
Read in English

Rand Paul no para de hacernos reír en estos momentos, los fanáticos del senador de Kentucky estarán encantados de escuchar. Ha sido suspendido de YouTube por publicar un video que afirmaba que los cubrebocas son ineficaces para prevenir la transmisión del covid: y qué mejor lugar para recibir consejos médicos sobre el covid que de parte del primer senador que dio positivo por el virus en los Estados Unidos, y que además usó el gimnasio del Senado mientras estaba contagiado. Poco después de ser suspendido de YouTube, esta semana Paul ha revelado información financiera interesante. Las personas menos caritativas incluso podrían llamarla condenatoria.

Resulta que la esposa del senador, Kelley Paul, compró acciones de un medicamento utilizado para tratar covid en febrero de 2020, justo antes de que la OMS declarara a covid como una pandemia global y países de todo el mundo entraran en confinamiento. Según un informe de The Washington Post, Kelley Paul, una escritora independiente, invirtió entre $1.000 y $15.000 en acciones de Gilead Sciences, el cual produce el medicamento remedesivir, un antiviral utilizado en el tratamiento de covid. A pesar del hecho de que los Paul tenían un plazo de 45 días para declarar tales acuerdos financieros, Rand Paul presentó una solicitud hace poco, con 16 meses de retraso.

Muchos han dicho que es extraño que Kelley Rand quiera respaldar financieramente a antivirales como remdesivir, considerando la forma en que su esposo minimizó la gravedad de la pandemia en repetidas ocasiones. Pero recordemos que los republicanos parecen tenerle especial cariño a ese medicamento. En un momento en que los tratamientos covid no nos quedaban tan claros como ahora, remdesivir era considerado muy prometedor. Aunque Donald Trump prefirió promocionar personalmente los medicamentos contra la malaria cloroquina e hidroxicloroquina como sus posibles tratamientos favoritos, también mencionó el remdesivir repetidamente durante sus apariciones en la prensa en 2020. Esto provocó una explosión de interés en todos esos medicamentos por parte del público en general. Y parece que el propio Trump tiene o tuvo acciones en remdesivir, según sus informes financieros más recientes.

Trump estaba lejos de ser el único que creía en remdesivir. La FDA lo aprobó como su primer tratamiento para covid. Los médicos de Trump se lo administraron cuando padeció al propio covid. La creencia era profunda. Pero posteriormente, al igual que con la hidroxicloroquina, la mayoría de los estudios han encontrado que el remdesivir es inútil para el tratamiento de covid. La OMS ahora recomienda que las personas con covid grave eviten el remdesivir, y dice que no existe evidencia de que sea eficaz.

Es casi la misma historia con Regeneron, un cóctel de anticuerpos experimental que Trump también promocionó como cura milagrosa. También se le administró este medicamento a Trump cuando padeció covid, y Trump también poseía acciones en la empresa. La única diferencia es que Regeneron, y los anticuerpos monoclonales en general, parecen un poco más efectivos contra casos graves de covid. Pero no parecen tan efectivos como otros medicamentos más baratos como la dexametasona.

Esta es la historia de dos sistemas de salud. En el primero, donde reinan las ganancias y la innovación, las personas y las empresas sacan su tajada de los ingresos tan pronto como surge una nueva enfermedad. En este sistema, la creación de un fármaco nuevo tiene sentido ya que puede ser una marca registrada y luego puede comercializarse en todo el mundo a medida que crece la pandemia. También podría decirse que si estás comprando acciones en estas empresas, se entiende que crees que la pandemia se expandirá, y que la enfermedad en cuestión seguirá siendo un problema por mucho tiempo, incluso si le estás diciendo lo contrario a la gente que representas en el Congreso. Por su parte, la representante demócrata Alexandria Ocasio-Cortez ha dicho que es "una locura total" que esté permitido que los miembros del Congreso puedan comprar y vender acciones, punto.

En el otro sistema, por supuesto, la meta principal es mantener bajos los costos. Reutilizar medicamentos genéricos baratos hasta encontrar algo que funcione es más eficiente y ciertamente más deseable. Es por eso que el NHS del Reino Unido ha sido responsable de encontrar muchos de los medicamentos esteroides que ahora se usan ampliamente para tratar el covid, luego de múltiples ensayos que intentaron hacer precisamente eso.

Leer más:Se espera que la FDA apruebe inyecciones de refuerzo de la vacuna COVID en unos días

Y luego están las consecuencias personales de ser un Kelley Paul o un Donald Trump dentro de un sistema que privilegia la rentabilidad. Hablas de dientes para afuera, y luego pasas a la acción. Le restas importancia al covid y luego te contagias. Ya que te contagiaste, te tomas los medicamentos a los que le diste tu respaldo financiero. Luego alguien descubre que nunca fueron realmente efectivos. No importa. Tuviste suerte. Tú eres es un político muy bien pagado y muy visible, con acceso a uno de los mejores servicios de salud del mundo. Estarás bien. Pero, ¿será lo mismo para las personas a las que representas?