Biden presenta plan para reducir precios de medicamentos que puede vincular costos con efectividad

Las prioridades delineadas en el plan podrían encontrar su camino en el paquete presupuestario de 3.5 billones de los demócratas

Josh Marcus
jueves 09 septiembre 2021 23:49

El plan ofrece la visión más detallada hasta ahora de cómo la administración podría lograr su objetivo.

Read in English

El presidente Joe Biden ha presentado un plan que podría reducir drásticamente el precio que pagan los estadounidenses por los medicamentos al permitir que Medicare, el programa de salud federal para personas mayores, negocie directamente con los fabricantes de medicamentos sobre las tarifas.

Biden ha estado presionando durante meses para bajar los precios, instando a los demócratas a incluir la disposición sobre la negociación en su paquete presupuestario propuesto de 3.5 billones.

"No hay muchas cosas en las que casi todos los estadounidenses puedan estar de acuerdo", dijo el presidente el mes pasado. "Pero creo que es seguro decir que todos nosotros, independientemente de nuestros antecedentes o nuestra edad y dónde vivamos, podríamos estar de acuerdo en que los precios de los medicamentos recetados son escandalosamente caros en Estados Unidos".

El plan, publicado el jueves, ofrece la visión más detallada hasta ahora de cómo la administración podría lograr su objetivo, y va incluso más allá de la legislación propuesta por los demócratas en el Congreso.

Además de permitir que Medicare negocie los precios de los medicamentos, también incluye una serie de otras posibles medidas: vincular el reembolso de Medicare al valor clínico de los medicamentos; ordenar al departamento de Salud y Servicios Humanos que recopile datos para mejorar la transparencia de precios; que el Instituto Nacional de Salud invierta en innovación; acelerar el proceso de obtención de patentes para medicamentos alternativos; prohibir que las compañías farmacéuticas paguen a los fabricantes de medicamentos genéricos para que posterguen la comercialización de sus tratamientos; y reducir el abuso anticompetitivo del sistema de patentes.

“La administración Biden-Harris mantiene su compromiso de hacer que la atención médica sea más asequible para las familias estadounidenses, y este Plan describe una forma clave en que lo haremos”, dijo el secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra, en un comunicado. "Al promover la negociación, la competencia y la innovación en la industria del cuidado de la salud, aseguraremos la equidad de costos y protegeremos el acceso a la atención".

Es probable que los líderes republicanos se opongan al plan, y la industria farmacéutica ya se ha pronunciado en contra de las prioridades de Biden sobre el tema, argumentando que permitir que Medicare negocie es una forma de control de precios y podría reducir el acceso de los pacientes a los medicamentos.

"Muchos en el Congreso saben que el acceso a los medicamentos es fundamental para millones de pacientes, y Medicare no es una alcancía que se pueda allanar para financiar otros programas gubernamentales no relacionados", dijo Steve Ubl, presidente del grupo de presión de la industria PhRMA, el mes pasado.

Leer más: Estadounidenses preocupados por terrorismo interno superan a los que están alertas por amenazas extranjeras

En 2003, los republicanos prohibieron explícitamente a Medicare negociar los precios de los medicamentos, como parte de un paquete de beneficios de medicamentos recetados. Desde entonces, bajar los precios de los medicamentos ha sido una prioridad para ambas partes.

La administración Trump buscó bajar los precios de los medicamentos al final de su mandato con una serie de nuevas reglas federales, que fueron cuestionadas en los tribunales por grupos de la industria.

Biden no se unió a otros demócratas durante el 2020 para pedir un sistema de seguro médico público o Medicare para todos, pero ha respaldado la idea de una opción de seguro público dentro de Obamacare.

En comparación con la mayoría de los otros países ricos, que generalmente tienen sistemas de salud administrados por el gobierno que fijan los precios de los medicamentos, EE.UU. paga mucho más por los medicamentos recetados, con un promedio de precios 2.56 veces más altos que los observados en otras 32 naciones, según un informe del 28 de enero de la Corporación RAND.

“Para los medicamentos genéricos que constituyen la gran mayoría de las recetas emitidas en los Estados Unidos, nuestros costos son más bajos”, dijo el autor del informe, Andrew Mulcahy. "Es solo por los medicamentos de marca que pagamos por las narices".