Dos portaaviones de la marina estadounidense se venden como chatarra a 1 centavo cada uno

Estados Unidos empezará a retirar los peniques de la circulación en 2022 y dejará de acuñar la moneda en 2023

Justin Vallejo
lunes 11 octubre 2021 20:22
US navy blast decommissioned ship apart during training drill
Read in English

Si ve un centavo, recójalo y cualquiera podrá comprar el portaaviones USS Kitty Hawk o el USS John F Kennedy. Los veteranos buques de guerra de las guerras de Vietnam y del Golfo fueron vendidos a un chatarrero de Texas por un céntimo cada uno.

Aunque parece una ganga para la empresa ISL (International Shipbreaking Limited), en realidad es la marina la que se lleva la mejor parte del trato.

Por lo general, la marina paga al chatarrero para que se lleve los gigantescos barcos, pero el director de International Shipbreaking Limited, Chris Green, dijo al Brownsville Herald que era económicamente viable llevarse los dos portaaviones sin pagar casi nada.

La Armada pagó anteriormente a ISL para que la empresa remolcara y desmantelara los buques retirados, incluidos el USS Constellation y el USS Independence. El USS Ranger fue desmantelado a cambio de nada, añadió Green.

Un portavoz del Mando de Sistemas Marítimos de la Armada, Alan Baribeau, confirmó en un comunicado que la Armada no tendría que pagar por el remolque, el desmantelamiento y el reciclaje de los dos buques.

“Los valores del contrato reflejan que la empresa contratada se beneficiará de la posterior venta de chatarra de acero, hierro y minerales metálicos no ferrosos”, dijo Baribeau a USA Today.

Tanto el Kitty Hawk, apodado “Battle Cat”, como el JFK fueron estrenados en la década de 1960, según el Mando de Historia y Patrimonio Naval. Fueron dados de baja en 2009 y 2017, respectivamente.

Pero no cualquiera puede ofrecer un céntimo para empezar a construir su propia armada privada. La Agencia de Seguridad y Contrainteligencia de la Defensa someterá a los empleados de la ISL a una comprobación de antecedentes para mantener la ingeniería de los portaaviones en secreto, dijo Green al Herald.

International Shipbreaking Limited calcula que el USS Kitty Hawk tardará entre 10 y 18 semanas en ser remolcado a través del Estrecho de Magallanes, llegando a Teas en 2022. El USS JFK llegaría varios meses después. El desmantelamiento de ambos portaaviones podría llevar entre dos y cuatro años.

Justo a tiempo, ya que EE.UU. empezará a retirar los centavos de la circulación en 2022 y dejará de acuñar la moneda en 2023.