Las vacunas Pfizer y Moderna relacionadas con inflamación del corazón en casos raros

Los pacientes vacunados “deben buscar atención médica inmediata” si presentan un nuevo dolor en el pecho o dificultad para respirar

Alastair Jamieson
lunes 28 junio 2021 01:24
UK Covid-19 vaccinations: Latest figures
Read in English

Las vacunas Pfizer y ModernaCovid-19 están relacionadas con la inflamación del corazón en raras ocasiones, han dicho los reguladores de salud británicos, y se advierte a los médicos y pacientes que estén alertas a los síntomas.

Los pinchazos han desencadenado miocarditis y pericarditis, que pueden provocar dolor en el pecho y dificultad para respirar, según un boletín emitido el viernes por la noche por la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA). El riesgo es mayor en hombres más jóvenes y después de la segunda dosis, dijo.

La miocarditis es la inflamación del músculo cardíaco y la pericarditis es la inflamación del revestimiento exterior del corazón. En ambos casos, el sistema inmunológico del cuerpo causa inflamación en respuesta a una infección o algún otro desencadenante.

Los médicos han realizado 87 informes de las enfermedades como un efecto secundario de la vacuna de Pfizer/BioNTech, y cuatro en receptores de la vacuna Moderna, hasta el 16 de junio.

Esos casos fueron de un total de 16.8 millones de primeras dosis y 10.9 millones de segundas dosis de Pfizer/BioNTech y 730 mil dosis de Moderna administradas en la misma fecha.

"Estos son casos típicamente leves y las personas tienden a recuperarse en poco tiempo después del tratamiento estándar y el descanso", dijo la MHRA.

“Los profesionales sanitarios deben estar atentos a los signos y síntomas de la miocarditis y la pericarditis. Las personas vacunadas también deben buscar atención médica inmediata si experimentan un nuevo dolor en el pecho, dificultad para respirar, palpitaciones o arritmias”, agregó.

Leer más: Derek Chauvin: ex oficial de policía condenado a 22 años y medio por el asesinato de George Floyd

"Si bien también se han recibido informes de miocarditis y pericarditis después de la vacunación con AstraZeneca, no hay evidencia suficiente para recomendar advertencias similares".

Los reguladores de Estados Unidos han emitido una alerta similar a los médicos.