Crisis climática: la Tierra ha perdido más de 28 billones de toneladas de hielo desde 1994

Los científicos han mostrado su preocupacións por la rápida aceleración del deshielo a medida que continúan aumentando las emisiones de gases del efecto invernadero

Harry Cockburn
lunes 24 agosto 2020 23:48
El famoso glaciar Eqi de Groenlandia. La capa de hielo que cubre la mayor parte de la isla contiene suficiente hielo para elevar el nivel global del mar en más de 7 metros si se derritiera.
El famoso glaciar Eqi de Groenlandia. La capa de hielo que cubre la mayor parte de la isla contiene suficiente hielo para elevar el nivel global del mar en más de 7 metros si se derritiera.
Read in English

Entre 1994 y 2017, la Tierra perdió 28 billones de toneladas de hielo y la tasa de deshielo se acelera rápidamente, según científicos que utilizaron datos satelitales y otros modelos para detallar por primera vez el impacto total del cambio climático en varios cuerpos de hielo. 

El equipo de científicos de las universidades de Leeds y Edimburgo, y del Imperial College de Londres, estudiaron las capas de hielo en la Antártida y Groenlandia , los glaciares de todo el mundo, el hielo marino y las plataformas de hielo del Ártico y la Antártida.

Descubrieron que todas las áreas habían perdido billones de toneladas de hielo, y que el 60 por ciento del total derretido se produjo en el hemisferio norte.

Si bien el deshielo marino flotante no contribuye directamente al aumento del nivel del mar, los enormes volúmenes de hielo enterrados en la Antártida y Groenlandia que se han derretido, así como el de los glaciares, ya han contribuido  que suba hasta en 3,5 cm al nivel del mar global entre 1994 y 2017.

Isobel Lawrence, investigadora de la Universidad de Leeds y coautora del estudio, dijo a The Independent que si se distribuyeran 28 billones de toneladas de hielo por la superficie de Gales, la capa de hielo tendría 1,2 km de espesor.

A pesar de la gran escala del derretimiento, dijo que el equipo de investigación no se había sorprendido por la magnitud de la pérdida de hielo en todo el mundo, ya que estaban familiarizados con las estimaciones regionales.

Sin embargo, dijo que estaban alarmados por la rápida aceleración del derretimiento la cual reveló la investigación.

La doctora Lawrence dijo: “Lo que más preocupa es la velocidad [de fusión] que calculamos se está acelerando. En las dos décadas transcurridas desde la década de 1990, hemos visto que esta estimación ha aumentado de 0,8 a 1,2 billones de toneladas de hielo al año, lo que supone un aumento del 57% en una década.

“Si eso continúa, lo cual se espera porque las emisiones continúan aumentando, entonces todo este derretimiento continuará acelerándose".

“Eso tiene consecuencias para el aumento del nivel del mar. Las capas de hielo y los glaciares de Groenlandia y la Antártida son hielo enterrado, por lo que su derretimiento contribuye al aumento del nivel del mar. El derretimiento del hielo marino y las plataformas de hielo no contribuye al aumento del nivel del mar porque flotan en el agua, y aproximadamente el 54 por ciento del hielo está flotando y el 46 por ciento está conectado a tierra, lo que significa que aproximadamente la mitad de las pérdidas que hemos estimado están contribuyendo directamente al aumento del nivel del mar ".

Dijo que el derretimiento de la capa de hielo de Groenlandia y la Antártida podría contribuir de 25 a 30 cm al nivel global del mar para fines de siglo en el peor escenario descrito por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, mientras que la expansión térmica de los océanos debido al calentamiento también podría elevar aún más el nivel del mar.

La capa de hielo de Groenlandia por sí sola contiene suficiente agua para elevar el nivel del mar del planeta en 7,4 metros, mientras que el derretimiento total del hielo en la Antártida elevaría el nivel del mar en alrededor de 60 metros, según la NASA .

Además del aumento del nivel del mar, el que se derritan masas tan extensas de hielo plantea otros problemas. Todo el hielo almacenado en los glaciares y en las capas de hielo de la Antártida y Groenlandia está compuesto de agua dulce, y cuando se derriten y drenan en los océanos, los enormes volúmenes de agua dulce cambian la salinidad de los mares.

La diferencia entre el agua salada de los océanos y las grandes áreas de agua dulce puede ser suficiente para prevenir la formación estacional de hielo marino y, en algunas áreas, para alterar la forma en que interactúan las corrientes oceánicas establecidas.

La doctora Lawrence dijo: “En el Océano Antártico y los Océanos Árticos hemos visto cambios en la circulación como resultado del impacto del agua dulce. Lo que aún no sabemos es el resultado de eso en el resto del mundo, porque la circulación oceánica global está ligada.

"Si esta entrada de agua dulce provoca un cambio en la circulación oceánica global, como han demostrado algunos modelos, entonces podría tener consecuencias para el clima a nivel mundial en una escala mayor".

Estudios anteriores han sugerido que los cambios en la salinidad podrían ser responsables de una desaceleración de corrientes como la “cinta transportadora” del Atlántico, que trae el agua cálida de la Corriente del Golfo y, en consecuencia, un clima cálido a Europa occidental. Sin él, los inviernos en el Reino Unido podrían ser alrededor de 5 ° C más fríos, han dicho los científicos.

En el último estudio, los científicos informaron que la mayoría de todas las pérdidas de hielo fueron impulsadas por el deshielo atmosférico, con un 68% del hielo marino del Ártico, glaciares de montaña, desprendimiento de la plataforma de hielo y balance de masa de la superficie de la capa de hielo.

El 32 por ciento restante de las pérdidas se debió a la descarga de la capa de hielo y al adelgazamiento de la plataforma de hielo, que según dijeron fueron impulsadas por el deshielo oceánico.

La investigación ha sido publicada como preimpresión en la revista de acceso abierto The Cryosphere y aún no ha sido revisada.

Pérdidas totales:

Hielo del mar Ártico: 7,6 billones de toneladas

Plataformas de hielo de la Antártida: 6,5 billones de toneladas

Glaciares de montaña: 6,2 billones de toneladas

Capa de hielo de Groenlandia: 3,8 billones de toneladas

Capa de hielo antártica: 2,5 billones de toneladas

Hielo marino del Océano Antártico: 0,9 billones de toneladas