Oso negro es sacrificado después de huir del monstruoso incendio de Caldor en California

El oso fue nombrado Tenderfoot después de sufrir quemaduras en las patas

Tenderfoot estaba gravemente herido para sobrevivir y el equipo se había visto obligado a sacrificarlo.

Read in English

Un oso negro tuvo que ser sacrificado después de sufrir lesiones graves en el incendio de Caldor, informaron funcionarios de vida silvestre.

El oso, que fue nombrado "Tenderfoot" después de sufrir quemaduras en las patas, fue visto por primera vez el 31 de agosto por un equipo de bomberos que luchaba contra el incendio en el área de Lake Tahoe en el norte de California.

El incendio, que ha estado ardiendo desde el mes pasado, ha crecido a 212 mil 907 acres y ha provocado que miles de residentes sean evacuados de la popular zona turística.

El bombero Bradcus Schrandt descubrió a Tenderfoot detrás de los árboles cerca de un vecindario residencial en Meyers, una pequeña ciudad en el bosque cerca del lago.

En el video del bombero, se puede ver a Tenderfoot tirado en el suelo lamiendo sus patas y rodeado de aire lleno de humo.

“No le va bien”, dice Schrandt.

La gente inundó las redes sociales para pedir actualizaciones sobre el oso.

Lamentablemente, el Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California (CDFW) informó el 1 de septiembre que Tenderfoot estaba gravemente herido para sobrevivir y el equipo se había visto obligado a sacrificarlo.

Leer más: Fuerzas talibanes ponen abrupto fin a protesta de mujeres

Las quemaduras de tercer grado de Tenderfoot significaban que no podía viajar más de 30 pies a la vez, dijeron las autoridades al San Francisco Chronicle.

Los incendios forestales cada vez más severos significan que los animales silvestres se ven obligados a abandonar sus hábitats naturales y a ingresar a áreas más densamente pobladas.

El humo de los incendios forestales también puede hacer que los animales desarrollen problemas respiratorios o cardiovasculares, según la Asociación Estadounidense de Medicina Veterinaria.

Se espera que los poderosos vientos que están impulsando el incendio de Caldor se calmen hasta el fin de semana del Día del Trabajo y los funcionarios son cautelosamente optimistas de que los bomberos podrán contener el incendio.

Las órdenes de evacuación para algunas áreas se degradaron a una advertencia, lo que significa que las personas pueden regresar a sus hogares.

El fuego de Caldor se está extendiendo actualmente hacia el este hacia Nevada.

El incendio, que se encendió el 14 de agosto, destruyó 857 edificios e hirió a cinco personas. Actualmente está contenido en un 29 por ciento, según Cal Fire.

Las temperaturas más altas y las sequías sostenidas relacionadas con la crisis climática están exacerbando las temporadas de incendios forestales en California y otras regiones del oeste de EE.UU.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in