OMS busca erradicar violaciones de derechos humanos en servicios de salud mental

De acuerdo con el organismo sanitario internacional, el promedio del gasto público en salud mental representa menos del 2% del gasto público total en salud

Domingo Vázquez Henry
viernes 11 junio 2021 22:59
¿Una nueva pandemia en 2021? Atención a la salud mental

La Organización Mundial de la Salud (OMS), con el objetivo de erradicar las violaciones de los derechos humanos en los servicios que brindan atención de salud mental, publicó nuevas orientaciones enfocadas en los derechos de cada individuo, así como en el proceso de recuperación.

A través de un comunicado, la OMS señaló que la nueva guía, que lleva por nombre “Guidance on community mental health services: promoting person-centred and rights-based approaches”, se apoya en un enfoque basado en los derechos humanos, tal como lo recomienda el Plan de Acción Integral sobre Salud Mental 2020-2030 de la OMS, aprobado por la Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2021.

“La atención de la salud mental recomendada en las nuevas orientaciones debe prestarse en la comunidad y no solo debe abarcar la atención de la salud mental, sino también el apoyo para la vida cotidiana, como facilitar el acceso al alojamiento y los vínculos con los servicios de educación y empleo”, expresó el organismo sanitario internacional.

Asimismo, la OMS señaló que, pese a que varios países han intentado reformar su política en materia de salud mental, pocas naciones han conseguido establecer los “marcos necesarios para cumplir los cambios de gran alcance que exigen las normas internacionales de derechos humanos”.

“Los informes de todo el mundo ponen de manifiesto que los graves abusos de los derechos humanos y las prácticas coercitivas siguen siendo demasiado habituales en países de todos los niveles de ingreso”, precisó la OMS.

Leer más: Pandemia de COVID-19 no acaba solo con vacunas, señala la OMS

Para la Dra. Michelle Funk, quien lideró la elaboración de la nueva guía y forma parte del Departamento de Salud Mental y Consumo de Sustancias de la OMS, estas nuevas orientaciones permitirán “acelerar la transición” de un enfoque centrado en la coerción y uso de medicación para controlar los síntomas hacia una “variedad de enfoques para el tratamiento y el apoyo”.

La OMS detalla que esta guía está dirigida, principalmente, a los responsables de la organización y gestión de la atención de la salud mental y en ella expone lo que necesita para que los servicios de salud mental se acoplen a lo referido en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad”.

“La transformación de la prestación de servicios de salud mental debe, sin embargo, ir acompañada de cambios significativos en el sector social”, sostuvo el Relator Especial de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, Gerard Quinn.

“Hasta que eso ocurra, continuará la discriminación que impide a las personas con trastornos de salud mental llevar una vida plena y productiva”, agregó.

De acuerdo a cifras ofrecidas por la OMS, los gobiernos del mundo destinan menos del 2% de sus presupuestos sanitarios a la salud mental, además, la mayor parte de este recurso es destinado a hospitales psiquiátricos, con excepción de los países de ingresos altos.