Oficial de policía de Chicago demanda a exjefe por acoso sexual

La oficial asegura que su exjefe abusó de su autoridad para someterla sexualmente

Via AP news wire
jueves 15 octubre 2020 20:27
Superintendente de la policía de Chicago despedido
Superintendente de la policía de Chicago despedido
Read in English

Una oficial de policía de Chicago presentó una demanda por agresión sexual por parte del ex superintendente de policía Eddie Johnson, quien estaba bebiendo con ella la noche que lo encontraron dormido al volante de su camioneta.

En su demanda presentada el miércoles en el Tribunal de Circuito del Condado de Cook, Cynthia Donald también dice que Johnson destruyó la evidencia de su relación en un teléfono celular en medio de una investigación sobre los movimientos de Johnson esa noche.

La demanda de Donald alega que Johnson la acosó sexualmente, la presionó para que participara en actos sexuales e incluso le envió mensajes de texto con fotos de él desnudo entre 2016 y 2019 después de que la asignó a su destacamento y luego como su conductora. 

Ella alega que en una ocasión Johnson la obligó a sentarse en un sofá, le bajó los pantalones sin su consentimiento y mantuvieron relaciones, diciéndole: "Ahora sabes que me perteneces".

"El superintendente Johnson usó su posición de poder y autoridad sobre la demandante para presionarla para que participara en estos actos sexuales al condicionar su empleo y avances dentro (del Departamento de Policía de Chicago) a su sumisión sexual no deseada, prometiéndole ascensos y reprender ella cada vez que reunía el coraje para resistirse”, alega la demanda.

La demanda también nombra a la ciudad como demandada, alegando que la alcaldesa Lori Lightfoot “exacerbó el ambiente de trabajo hostil al ordenar al superintendente Johnson que “dejara” al trasladarla fuera de la  oficina del Departamento de Policía de Chicago".

La oficina de Lightfoot remitió las preguntas sobre la demanda al departamento legal de la ciudad. El departamento legal no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

La demanda se produce cuando se esperaba que el departamento anunciara el jueves el castigo para los oficiales involucrados en el incidente de octubre de 2019 en el que Johnson, después de una noche de beber, fue encontrado desplomado sobre el volante de su vehículo y los oficiales le permitieron conducir a casa.

Según informes publicados anteriormente, se sospechaba que Donald dañó el teléfono celular que le otorga la policía y quitó su tarjeta de datos antes de que los investigadores pudieran examinarlo. No quedó claro de inmediato si Donald era una de los agentes que se esperaba que fueran suspendidos.

La demanda es el último capítulo de la dramática caída de Johnson, un popular jefe de policía que Lightfoot despidió en diciembre de 2019 al considerar que  fueron mentiras lo que contó sobre lo sucedió esa noche. Aunque Johnson admitió ante el alcalde que había tomado "un par de copas" esa noche, culpó de su condición a un cambio en su medicación para la presión arterial. Más tarde, los informes de los medios y el video de vigilancia de un bar de Chicago revelaron que había estado bebiendo mucho esa noche.

Poco después de ser despedido, Johnson emitió una declaración a través de su abogado reconociendo que había tomado una "mala decisión", pero sostuvo que no "engañó intencionalmente" a nadie.

Los oficiales que respondieron a una llamada al 911 de alguien que informó que un hombre dormía al volante de su vehículo avanzando lentamente no emitieron ninguna citación para Johnson. En cambio, lo escoltaron a casa, siguiéndolo, según el informe de Ferguson, mientras pasaba una señal de alto y conducía, de repente, en el carril equivocado.