Directora de una ONG acusa al Palacio de Buckingham de racismo institucional

Exclusiva: “Esto va más allá de una sola persona. Es racismo institucional”, Ngozi Fulani le dijo a The Independent

Nadine White
miércoles 30 noviembre 2022 18:49

Momento en que la reina consorte Camila se reúne con la jefa de la organización benéfica Ngozi Fulani en medio de disputa racial

Read in English

La directora de una organización benéfica negra acusó al Palacio de Buckingham de racismo institucional después de que la dama de compañía de la difunta reina Isabel se viera obligada a dimitir por hacer comentarios ofensivos durante un evento.

Ngozi Fulani, de Sistah Space, la principal organización benéfica contra el abuso doméstico para mujeres negras de Gran Bretaña, dijo que aún no había recibido una disculpa del Palacio después del “traumático” encuentro en el que Lady Susan Hussey le preguntó de qué parte de África era.

La ayudante del palacio, que se desempeñó como la dama de compañía de la reina Isabel II durante más de 60 años, renunció a su cargo honorario y expresó sus “profundas disculpas por el daño causado”.

“Esto va más allá de una sola persona. Es racismo institucional”, Fulani le dijo a The Independent.

“¿Cuál es la lección aquí? Cuando llegué al palacio, registraron el automóvil y nos registraron como era de esperar porque tienen que proteger la casa. Pero, ¿qué nos protege a los negros de ese trato? Este incidente es desafortunado y demuestra que no ha cambiado nada”.

Fulani explicó que Lady Hussey le apartó el cabello con rastas que tenía sobre el gafete de identificación después de llegar al evento, antes de hacer preguntas sobre de dónde eran ella y su “gente”.

Al publicar en línea lo que dijo que era una transcripción de la conversación, la fundadora de Sistah Space, una destacada activista de sobrevivientes de abuso doméstico, describió cómo Lady Hussey la sometió a un “implacable” interrogatorio sobre su herencia.

“Estaba en estado de shock después de que sucedió y cualquiera que me conozca sabe que no acepto este tipo de tonterías”, aseveró Fulani.

“Pero tuve que considerar muchas cosas. Como persona negra, me encontré en este lugar donde quería decir algo, pero lo que sucedió automáticamente se interpretaría como mi culpa, hundiría a Sistah Space. Pensarían, ‘ah, ella es una resentida’”.

“Hay tantas cosas que considerar antes de poder reaccionar ante el dolor del racismo. ¿Te imaginas? Apenas estoy procesando el incidente”.

“Esta mujer fue implacable y se empecinó en que no soy británica”, añadió Fulani. “Pensaba, ‘¿qué puedo hacer aquí ahora?’ Nada. ‘¿A quién puedo decirle?’ A nadie”.

Sin embargo, a la directora de la organización benéfica no le gustó la noticia de la renuncia de Lady Hussey, de la que se enteró por Internet, y señaló que fue una oportunidad perdida para aprender lecciones reales dentro del palacio.

“Mi naturaleza no es que alguien de edad avanzada deba ser vilipendiada, aunque se lo haya hecho ella misma. No quiero ser parte de eso”.

“Soy de la vieja escuela. Es una persona mayor y eso no es una excusa, pero ¿por qué no mejor hacemos algo diferente, como suspenderla, reeducarla, degradar su puesto, alejarla de las funciones de cara al público? Habiendo estado en este puesto durante décadas, es horrible que se vaya así por ignorancia y racismo”.

Fulani pide a la casa real que implemente una capacitación contra el racismo, similar a la que le valió una invitación al palacio en primer lugar.

Ngozi Fulani narró que su encuentro con Lady Susan Hussey fue traumático

Sistah Space imparte capacitación sobre aptitud cultural y antirracismo, conocida como la Ley de Valerie, en un intento por abordar las barreras que enfrentan las víctimas negras de abuso doméstico para obtener acceso a la ayuda.

La organización benéfica organiza talleres con organizaciones como la Policía Metropolitana y dijo que estaría dispuesta a regresar al Palacio de Buckingham para supervisar la capacitación allí.

“Es esa misma capacitación la que nos consiguió la invitación en primer lugar. Es irónico, por lo tanto, haber sido víctima de que aquello por lo que estamos luchando para erradicar. Yo no era la única parada allí, y ciertamente no la única afectada. Y me atrevería a decir que incluso los que no estaban allí deben estar afectados por esto”.

En un comunicado, el Palacio de Buckingham dijo que los comentarios eran “inaceptables y profundamente lamentables”.

Mencionó que tomó el incidente “extremadamente en serio” y agregó que a todos los miembros del hogar se les recordarían las políticas de diversidad e inclusión.

Traducción de Michelle Padilla

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in