Volcán La Palma: Ríos de lava fluyen hacia el mar y provocan temores por gases tóxicos

Al menos 183 viviendas han sido dañadas desde que comenzó la erupción

Lamiat Sabin
martes 21 septiembre 2021 21:11

Volcán en la isla de La Palma | Unas 300 viviendas destruidas y los nervios a flor de piel

Read in English

Los arroyos de lava volcánica han seguido creando caminos de destrucción en la isla de La Palma, mientras caen en cascada hacia el mar.

El volcán Cumbre Vieja entró en erupción el domingo por la tarde después de que los lugareños soportaran más de 20.000 temblores desde el 11 de septiembre.

La erupción, en una de las Islas Canarias españolas, situada frente a la costa de Marruecos, representó la primera vez en 50 años que la Cumbre Vieja arroja lava.

Las fuentes de lava alcanzaron alturas de hasta 5.000 pies (1.524 metros), casi el doble que el Burj Khalifa de Dubai, el rascacielos más alto del mundo, informó National Geographic.

Desde que se abrió el volcán, los ríos de lava se han movido cuesta abajo a través del campo de La Palma hacia la costa más densamente poblada, quemando todo con lo que entran en contacto, mientras continúan los terremotos en la isla.

La lava, que alcanza temperaturas de más de 1000 ° C, todavía fluía a 700 metros por hora el lunes, según el Instituto de Vulcanología de las Islas Canarias.

El martes, las autoridades dijeron que un río de lava se acercaba al barrio de Todoque, donde viven más de 1.000 personas y los servicios de emergencia preparaban evacuaciones.

Hasta ahora, la lava ha cubierto 106 hectáreas de tierra, según el programa de observación de la tierra de la Unión Europea Copernicus, anteriormente conocido como GMES (Monitoreo Global para el Medio Ambiente y la Seguridad).

Leer más: Erupción volcánica en isla de España atrae a turistas

Unas 6.000 personas en La Palma, una isla de aproximadamente 85.000 habitantes, han sido evacuadas hasta ahora y 183 casas han sido dañadas, detalló la portavoz del gobierno Isabel Rodríguez, después de una reunión del gabinete en Madrid.

No se han reportado víctimas mortales ni heridos. También se ha visto a bomberos evacuar animales como cabras.

Se evacuaron cuatro pueblos, incluidos El Paso y Los Llanos de Aridane, y se instalaron refugios para residentes desplazados.

Fernando Díaz, un trabajador municipal de El Paso, declaró: “La verdad es que es una tragedia ver a la gente perder sus propiedades.

“Para los afortunados, tendrían un poco de paz al saber que sus hogares no se han visto afectados. Esta incertidumbre es complicada ”.

El presidente de La Palma, Mariano Hernández, instó a la gente a mantenerse alejada de la isla y describió las escenas de daños como "sombrías".

El jefe del gobierno regional de Canarias, Ángel Víctor Torres, aseguró que las autoridades solicitarán ayuda financiera de la Unión Europea para comenzar la reconstrucción.

Dijo que los daños ya ascendieron a mucho más de € 400 millones (US$ 469 millones), lo que significa que la isla califica para la ayuda de emergencia de la Unión Europea.

Torres describió la región como una “zona catastrófica” y adelantó que solicitaría dinero para reconstruir las redes de suministro de agua y carreteras y crear alojamiento temporal para las familias que han perdido sus hogares, tierras de cultivo y medios de vida.

Las autoridades afirmaron que la velocidad de las corrientes de lava parecía haberse ralentizado y que no esperaban que llegaran al Océano Atlántico antes del miércoles como mínimo, según la agencia de noticias española Europa Press.

Cuando el flujo de lava, que puede durar semanas o meses, llega al mar, podría provocar explosiones y producir nubes de gas tóxico, advirtieron los científicos.

El volcán ha estado arrojando entre 8.000 y 10.500 toneladas de dióxido de azufre al día, reveló el Instituto de Vulcanología.

Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación de España, dijo: “Todavía no hay una respuesta científica sobre cuánto durará la erupción de La Palma”.

Pero, agregó, el análisis de la lava y los gases sugiere que podría durar entre una y tres semanas.

La última erupción de las Islas Canarias, que se produjo bajo el agua frente a la costa de la isla de El Hierro en 2011, duró cinco meses.