Enfermera podría enfrentar 10 años de cárcel por limpiar la escena del crimen realizado por su hijo

Bolton Crown Court escuchó que Vincenzo de Falco disparó a Jonathan Smith con una escopeta

Joe Middleton
martes 28 septiembre 2021 20:45
Informe desde Melbourne: murió el hombre que atacó a seis personas en Auckland, Nueva Zelanda
Read in English

Una enfermera de salud mental se enfrenta a 10 años de prisión por limpiar la escena de un crimen después de que su hijo “arrodillara” a un rival amoroso en su automóvil.

El Tribunal de la Corona de Bolton escuchó que Patricia Dean, de 58 años, llamó a su trabjo en el hospital de Manchester para reportarse enferma y poder ordenar su automóvil después de que Vincenzo De Falco le disparara a Jonathan Smith con una escopeta, informó MailOnline.

Dean hizo que el auto modelo deportivo Mercedes se sometiera a un valet completo para lavar la sangre del Smith mientras la policía buscaba a su hijo de 28 años.

Smith fue encontrado en una calle de Rochdale y se sometió a horas de cirugía en sus piernas, escuchó el tribunal.

El automóvil, que había sido alquilado para Dean por el NHS, fue dejado en la casa de su hermana después de ser limpiado, pero luego fue encontrado por la policía y se encontraron rastros de sangre en los sellos alrededor del compartimiento del lado del pasajero.

Philip Barnes, el acusador, manifestó a la corte: “Patricia Dean, por su parte, arregló que el Mercedes se limpiara a fondo y en profundidad en un esfuerzo por eliminar todo rastro del tiroteo a Smith.”

“Ella envió mensajes a sus supervisores en el trabajo, diciéndoles de repente que no estaría al día siguiente, o de hecho el resto de la semana, ya que de repente y misteriosamente se encontraba mal.”

"Sugerimos que tenía cosas más serias de las que preocuparse que su registro de asistencia al trabajo".

Leer más: ¿Cómo y cuándo terminará la crisis del combustible en el Reino Unido?

El tribunal escuchó que De Falco atrajo a Smith a la parte trasera del vehículo después de decirles a sus amigos que quería “poner inquieto” a alguien.

Después del tiroteo del 21 de enero de 2019, De Falco tuvo varias conversaciones telefónicas con su novia, que también era exnovia de Smith, según escuchó el tribunal.

Luego llamó a su madre, quien hizo los arreglos necesarios para que limpiaran el vehículo. La enfermera de salud mental y su hijo fueron detenidos más tarde el 23 de enero.

Dean de Sowerby Bridge, West Yorkshire fue declarado culpable de ayudar a un delincuente.

De Falco, de Bacup, Lancashire, admitió haber causado graves daños corporales con intención en una audiencia anterior.

El cargo de ayudar a un delincuente conlleva una pena máxima de cárcel de 10 años.