La reina asiste al bautizo doble de sus bisnietos tras los problemas de salud

El hijo de la princesa Eugenie, August, fue bautizado junto al hijo de Mike y Zara Tindall, Lucas Philip

Emily Atkinson
lunes 22 noviembre 2021 20:42

La reina acude a una ceremonia de bautizo conjunta en Windsor

La reina asistió a un doble bautizo real tras los recientes problemas de salud que la llevaron a retirar una serie de compromisos oficiales a principios de este mes.

El bautizo conjunto, organizado por las madres, la princesa Eugenie y Zara Tindall, tuvo lugar el domingo por la tarde en el Royal Lodge de Windsor Great Park, en Berkshire, Inglaterra.

El hijo de Eugenie, August, fue bautizado junto al hijo de Mike y Zara Tindall, Lucas Philip.

A la fiesta estuvieron invitados los miembros inmediatos de la familia y amigos cercanos. También asistieron el Duque de York y los Duques de Cambridge.

Todo ello se produce días después de que la Reina fuera vista en su primer compromiso oficial desde que se perdiera el servicio del Domingo del Recuerdo en el Cenotafio por un esguince de espalda.

La princesa Eugenie llega al Royal Lodge en Windsor Great Park

La monarca fue fotografiada de pie y sonriendo mientras se reunía con el asesor militar uniformado de mayor rango de Gran Bretaña y jefe saliente de las fuerzas armadas, el general Nick Carter, en el castillo de Windsor, lo que marca su regreso a los compromisos oficiales.

La preocupación por su salud ha aumentado desde el mes pasado, cuando pasó una noche en el hospital para lo que en el Palacio de Buckingham describieron como “revisiones preventivas”. Los médicos le aconsejaron descansar y no viajar.

El 20 de octubre, la reina canceló un viaje de dos días a Irlanda del Norte por recomendación médica para guardar reposo. El Palacio de Buckingham confirmó que pasó la noche en el hospital, donde se sometió a pruebas.

A finales de octubre, el palacio confirmó que los médicos habían aconsejado a la reina que guardara reposo durante al menos dos semanas más, lo que la obligó a perderse visitas oficiales como la cumbre del clima de la ONU en Glasgow y el Festival del Recuerdo del sábado 13 de noviembre.

En su lugar, grabó un vídeo que se emitió durante la recepción de bienvenida a los presidentes y primeros ministros en COP26, en el que dijo que esperaba que el legado de la cumbre fuera que reconocieran que “el tiempo de las palabras ha pasado ahora al tiempo de la acción”.

La ceremonia religiosa en el centro de Londres iba a ser la primera aparición pública de la reina en casi cuatro semanas desde su estancia en el hospital el mes pasado.

El Palacio de Buckingham dijo que “la reina, tras sufrir un esguince de espalda, ha decidido esta mañana con gran pesar que no podrá asistir a la ceremonia religiosa del Domingo del Recuerdo en el Cenotafio”.

“Su Majestad está decepcionada porque se perderá la ceremonia”.

“Como en años anteriores, el Príncipe de Gales depositará una corona de flores en nombre de Su Majestad”.