Princesa Mako asiste a último rito imperial antes de la boda con su novio plebeyo

La pareja se casará el 26 de octubre

Maanya Sachdeva
lunes 18 octubre 2021 18:36

Mako, la sobrina del emperador Naruhito de Japón, conoció a su prometido en 2012.

Read in English

La princesa Mako de Japón visitó el Imperial Estate el domingo para asistir a su ceremonia final como miembro de la familia real de Japón.

La acompañaba su hermana, la princesa Kako. Las jóvenes miembros de la realeza saludaron y sonrieron a los espectadores antes de entrar al palacio. En este viaje, Mako también tiene programado visitar los Santuarios del Palacio Imperial y los antepasados de la familia el martes. También se reunirá con el emperador Naruhito y la emperatriz Masako el 22 de octubre para anunciar formalmente sus planes de casarse con Kei Komuro.

El prometido de la princesa Mako, Komuro, es un "plebeyo", que regresó a Japón en septiembre por primera vez desde 2018 después de estudiar derecho en la Universidad de Fordham en Estados Unidos. Desde entonces se graduó y actualmente trabaja como abogado en Nueva York.

Mako, la sobrina del emperador Naruhito de Japón, conoció a su prometido en 2012 en la Universidad Cristiana Internacional de Tokio. Anunciaron su compromiso en 2017 y su relación ha sido objeto de un intenso escrutinio y cierta desaprobación pública desde entonces.

Komuro, que no ha visto a la princesa Mako en más de tres años, se reunió con ella cuando conoció a sus padres en Akasaka Estate en Tokio el lunes.

Según los informes, el abogado con sede en Nueva York envió una respuesta al príncipe heredero Fumihito y a la princesa heredera Kiko con respecto a una disputa financiera no resuelta entre su madre y su exprometido. La disputa era si los 4 millones de yenes (25 mil 500 libras) que su madre había recibido de su exprometido y gastado en la educación de Komuro en Japón, era un préstamo o un regalo.

La boda, que estaba programada originalmente para 2018, tuvo que retrasarse después de que surgieron los informes de esta disputa.

Komuro fue visto saliendo de la casa de su madre en Tokio con traje y corbata el lunes. Llevaba el pelo muy corto sin rastro de la controvertida cola de caballo que lucía cuando llegó a Japón en septiembre.

Leer más: Amigos de Gabby Petito hablan después de enterarse de la causa de su muerte

La fecha de la boda ya está fijada para el 26 de octubre. Ninguna de las ceremonias tradicionales asociadas con una boda real se llevará a cabo en medio de la inquietud por los problemas legales de la familia Komuro.

La princesa Mako también perderá su estatus de familia imperial y dejará la propiedad el mismo día que se registre su matrimonio. También renunciará a un pago único por valor de 150 millones de yenes (al menos 985 mil libras) al que normalmente tendría derecho al dejar la casa real.

La pareja se trasladará a Nueva York después de su boda.