Reino Unido: oficial de la Policía Metropolitana tuvo sexo con mujer a la que investigaba

El oficial “tomó medidas depredadoras para su propia gratificación sexual y beneficio personal”, encontró una investigación

Furvah Shah
viernes 15 octubre 2021 15:51

Policía británico Wayne Couzens, asesino de Sarah Everard, condenado a cadena perpetua

Read in English

Un detective de la Policía Metropolitana inició una relación sexual con una mujer mientras la investigaba por un presunto delito.

John McCarthy, entonces agente de policía, comenzó a acostarse con la mujer en 2017 mientras la investigaba por acoso.

Sus acciones constituyeron una falta grave, según descubrió el martes la Oficina Independiente de Conducta Policial (IOPC).

McCarthy trabajó en Enfield y Haringey, al norte de Londres, en la Unidad de Comando del Área Norte de la agencia.

La relación con la mujer, quien no puede ser nombrada por motivos legales, comenzó en enero de 2017 mientras investigaba un caso en el que fue acusada de acosar a su exmarido y a su madre.

Posteriormente, se abandonó el caso de acoso en su contra.

Su relación continuó y la investigación de IOPC encontró que McCarthy y la mujer tuvieron relaciones sexuales mientras él estaba de servicio el 22 de marzo de 2017 asistiendo a un juicio en la Corte de la Corona Wood Green. También intercambiaron mensajes de texto de carácter sexual.

IOPC dijo que McCarthy también obtuvo un préstamo de tres mil 580 libras esterlinas (cuatro mil 926 dólares) de la mujer entre junio y septiembre de 2017 y había evidencia que sugiere que pudo haber tenido la intención de quedarse con el dinero de forma permanente. También recibió regalos sospechosos y no declaró el préstamo, la relación o los regalos a sus jefes.

Leer más: Oficial de policía que agredió a un niño autista en una escuela evita la cárcel

La mujer presentó una demanda en la corte del condado en su contra por no pagarle cuando más tarde se endeudó, dejándola 'comiendo solo fideos' y en riesgo de ser desalojada de su casa. McCarthy tampoco notificó esto a la Policía Metropolitana.

Su relación terminó en octubre de 2017.

McCarthy renunció a la Policía Metropolitana el mes pasado, el 5 de septiembre, cuatro años después de que comenzara la investigación sobre su mala conducta en enero de 2018, luego de que la fuerza lo remitiera al IOPC.

La audiencia de dos días del IOPC concluyó el martes y encontró que si McCarthy no hubiera renunciado, la Policía Metropolitana lo habría despedido. Ahora también ha sido incluido en una "lista prohibida" de exoficiales que no pueden trabajar en la fuerza del orden en el futuro.

El director regional del IOPC, Sal Naseem, dijo: “Está claro que John McCarthy tomó medidas depredadoras para su propia gratificación sexual y beneficio personal. Este tipo de comportamiento no tiene cabida en la actividad policial. McCarthy habría sido despedido con efecto inmediato por abusar de la confianza y el poder depositados en él como oficial de policía si no hubiera renunciado y este es el resultado que los oficiales de policía deben esperar y recibir.

"Su comportamiento ha tenido un impacto grave y devastador en su víctima y un impacto corrosivo y duradero en la confianza del público en los agentes individuales y el servicio de policía en general".

La víctima declaró en un comunicado: "Sentí que tenía que seguirle el juego al darle gratificación. Me sentí obligada a seguirle el juego ya que había un desequilibrio de poder entre nosotros. Llegué a amarlo, pero al principio jugó con mis sentimientos. Creo que lo hizo sentir más poderoso. Me hizo sentir insegura y asustada".

Agregó que McCarthy se “integró” a su vida y su familia, amigos y vecinos se dieron cuenta de su relación.

"Esto afectó la confianza en la policía, ya que no creo que se lo hubiera dicho a ninguno de sus colegas", dijo. "Él estaba al tanto de mis vulnerabilidades y las de mi hijo y estaba al tanto de mis vulnerabilidades financieras".

El superintendente Simon Crick, comandante de la antigua unidad de McCarthy en la Policía Metropolitana Met, mencionó: “Tener una relación sexual con alguien a quien está investigando como sospechoso va en contra del principio básico de que un oficial de policía debe cumplir con sus deberes con justicia, integridad y imparcialidad.

Añadió: "El público merece tener confianza y seguridad en la policía y el resultado demuestra cuán comprometido está la Policía Metropolitana para erradicar las irregularidades dentro de la organización".

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged in