Niña de 3 años murió después de que su padre le cayera encima en un parque infantil

“Un trágico accidente en el verdadero sentido de la palabra”, dijo el forense

Rescatada una niña de cinco años sola en la frontera entre EEUU y México
Read in English

La muerte de una niña de tres años cuyo padre le cayó encima en un patio de recreo ha sido calificada como un “accidente”.

Amberlie Pennington-Foley murió tras el incidente en un parque de Upper Hutt, ciudad cercana a Wellington (Nueva Zelanda), el 27 de agosto del año pasado.

La niña había estado jugando con su padre Robert, que se trasladó del Reino Unido a Nueva Zelanda con su esposa en 2011, en un patio del parque cercano a su casa.

El informe del forense emitido esta semana dice que la pareja había estado jugando en un equipo conocido como Supernova -un anillo de plástico giratorio suspendido en el aire - cuando ocurrió el accidente.

Según el informe, Foley perdió el equilibrio mientras estaba en la Supernova y cayó encima de su hija. La niña sufrió graves lesiones en la cabeza y el cuello, así como en el cerebro y la médula espinal, a consecuencia del impacto.

Según el informe, Amberlie estaba sentada en la parte más alta del aro mientras su padre se situaba en el otro extremo, más cerca del suelo. Comenzó a dar pasos de un lado a otro, haciendo que la rueda girara suavemente.

Leer más: Mujer muere tras quedarse inconsciente en una montaña rusa

“Después de repetir esta secuencia de pasos laterales hacia un lado y luego hacia el otro unas cuantas veces, Foley empezó a perder el equilibrio”, precisa el informe.

Al intentar saltar del aro, la rueda giró y él cayó, aterrizando con todo su peso sobre la cabeza y el cuello de su hija, informó el forense.

“Cuando Foley se levantó del suelo, vio a Amberlie salir de la plataforma de asientos. Estaba de pie, pero se tambaleaba mucho”, detalla el documento del forense.

También notó algo de sangre alrededor de la nariz y en la parte superior y decidió llevarla a una clínica médica que estaba a pocos minutos de distancia, pero cuando llegó, ella estaba pálida y no respondía.

El personal de la clínica médica llamó inmediatamente a una ambulancia, pero a pesar de los intentos de reanimación, no se la pudo salvar.

El forense concluyó que su muerte no se debió a un fallo o defecto del equipo ni a una negligencia por parte de su padre.

“Su muerte fue un trágico accidente en el verdadero sentido de la palabra”, dijo.

“No me sorprendería saber que muchos otros padres habían operado previamente el Supernova de manera similar sin incidentes graves”.

“Habría sido difícil prever que Amberlie pudiera sufrir tal daño mientras jugaba con este equipo”.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in