Condena internacional por el secuestro de 317 niñas en Nigeria

Nigeria: Grupo armado libera a 27 estudiantes secuestrados

Los jóvenes se mantenían privados de su libertad desde el pasado 17 de febrero

Tom Ambrose@tomambrose89
sábado 27 febrero 2021 14:18
Read in English

Hombres armados en Nigeria han liberado a 42 personas, incluidos 27 estudiantes, que fueron secuestrados en un internado en el estado norte-central de Níger la semana pasada, detalló el gobernador de la entidad.

Su liberación se produce solo un día después de una redada separada en una escuela en el estado de Zamfara en Nigeria, donde una pandilla se apoderó de más de 300 niñas.

Veintisiete estudiantes, tres miembros del personal y 12 miembros de sus familias fueron secuestrados cuando hombres armados irrumpieron en la escuela secundaria de Ciencias del Gobierno, en el distrito de Kagara del estado de Níger, el 17 de febrero.

El ataque abrumó la seguridad de la escuela y un niño murió.

El gobernador Abubakar Sani Bello tuiteó: "Los estudiantes secuestrados, el personal y los familiares del Colegio de Ciencias del Gobierno Kagara han recuperado su libertad y han sido recibidos por el Gobierno del Estado de Níger".

Los recientes ataques han suscitado preocupación por las bandas armadas y los insurgentes islamistas. Se sabe que el grupo yihadista Boko Haram y una rama del Estado Islámico llevan a cabo secuestros en el noreste de Nigeria.

Leer más: Saddam Hussein “actuó como Hitler” cuando Irak invadió Kuwait, dijo Thatcher

Los secuestros para pedir rescate por parte de grupos armados, muchos de los cuales portan armas y conducen motocicletas, son comunes en muchos estados del norte de Nigeria.

El presidente Muhammadu Buhari, un general retirado y ex gobernante militar, ha enfrentado críticas en los últimos meses por los ataques de alto perfil de las bandas conocidas localmente como "bandidos".

Reemplazó a sus jefes militares este mes en medio de un empeoramiento de la violencia en Nigeria.

La violencia y la inseguridad han agravado los desafíos económicos que enfrentan los ciudadanos en el país más poblado de África y el principal exportador de petróleo, que está luchando para hacer frente a una caída en los ingresos debido a una baja en los precios del crudo además del impacto de la pandemia de COVID-19.