Liz Truss dice que es “deshumanizante” ser “tratada como mujer”, mientras es criticada por derechos de la comunidad trans

La ministra de Igualdad desestimó las críticas al trato que el Reino Unido da a las personas transgénero

Rob Merrick
martes 05 octubre 2021 17:48

Tenderloin, el primer barrio transgénero del mundo

Read in English

Liz Truss ha dicho que es "deshumanizante" que alguien sea "tratado como una mujer", pidiendo que todos sean vistos como "seres humanos individuales".

Usar la palabra "mujer" es encasillar e impide un enfoque adecuado en "talentos e ideas y trabajo duro", dijo la ministra de Igualdad en una reunión en la conferencia del Partido Conservador.

Los comentarios se produjeron cuando Truss fue cuestionada por el trato del gobierno a las personas transgénero, luego de que un informe del Consejo de Europa lo vinculó con un aumento de los crímenes de odio.

El lunes, Truss, quien mantiene los informes de igualdad además de ser secretaria de Relaciones Exteriores, declaró que las personas no deberían tener derecho a identificarse como un género diferente sin controles médicos.

En Manchester, la estrella conservadora en ascenso rechazó los pedidos de que el puesto de igualdad sea un trabajo independiente y señaló: “Creo mucho en el principio de la humanidad y la dignidad individual.

Ella dijo: “Lo que es deshumanizante es ser tratada como una mujer, en lugar de una persona, como una casilla a marcar, en lugar de como alguien con sus propios talentos e ideas y trabajo duro.

"Eso es en lo que realmente necesitamos volver a enfocarnos, en lugar de ver a las personas como parte de un grupo de identidad, necesitamos verlas como seres humanos individuales".

El informe del Consejo de Europa llegó tras un fuerte aumento de los ataques transfóbicos desde 2015 y calificó la negativa a permitir la autoidentificación como “una contradicción con las normas internacionales de derechos humanos”.

Leer más: Reino Unido: Médicos dicen a las mujeres trans que “no usan el suficiente lápiz labial”

Esa retórica, que niega las identidades trans, se está utilizando para hacer retroceder los derechos de las personas trans y no binarias y está contribuyendo a los crecientes problemas de derechos humanos”, advirtió el organismo, del que el Reino Unido es miembro.

Pero Truss indicó: “Creo que hemos logrado el equilibrio adecuado entre hacer que el proceso de reconocimiento de género sea más simple y más amable, al mismo tiempo que mantenemos los controles y equilibrios en el sistema.

“Y, en virtud de la Ley de Igualdad, está muy claro que las organizaciones pueden proteger los espacios de un solo sexo”.