Dron lanzallamas arrasa con nidos de avispas en China

Un grupo de voluntarios recauda $12,100 dólares para convertir un dron en un lanzallamas volador.

Via AP news wire
sábado 12 diciembre 2020 16:50

Drone equipado con lanzallamas incinera nidos de avispas.

Read in English

Un dron se ha convertido en un lanzallamas volador en el centro de China en una ardiente campaña para erradicar más de 100 nidos de avispas.

Blue Sky Rescue, un grupo de voluntarios que realiza trabajos de búsqueda y rescate y otros trabajos de emergencia, dijo que se había asociado con los ciudadanos del condado de Zhong, cerca de la ciudad de Chongqing, para eliminar los insectos.

Recaudaron 80,000 yuanes ($12,167 dólares) para comprar el dron y equiparlo con un tanque de gasolina y una boquilla de largo alcance.

En un video publicado por Blue Sky, se puede ver al dron de seis brazos flotando sobre una colmena tan grande como una maleta antes de descender, accionar un interruptor de encendido y escupir ráfagas de fuego sobre la colmena.

"Las cenizas ardientes del nido de avispas se despegaron y cayeron gradualmente, y los residentes de los alrededores aplaudieron y elogiaron al equipo de rescate", dijo un artículo en una aplicación de noticias local dirigida por la estatal Chongqing TV.

El artículo también citaba a un residente que agradecía a Blue Sky por ayudar a la aldea: "Ahora no tenemos que preocuparnos de que nos pique una avispa", dijeron.

Blue Sky agregó que había destruido 11 colmenas hasta ahora, pero quedaban más de 100 por eliminar.

El periódico China Daily, respaldado por el estado, informó en 2013 que se pensaba que la tasa de mortalidad por picaduras de avispa en China era relativamente alta, ya que las personas que vivían en áreas rurales remotas a menudo no podían recibir tratamiento oportuno para sus heridas.

"Las personas que sufren picaduras graves de avispas pueden sufrir insuficiencia renal, insuficiencia hepática y lesiones cardíacas y pueden morir en una o dos horas sin un tratamiento oportuno", dijo Guo Dongyang, médico del Hospital General de la Región Militar de Chengdu, citado por el papel.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in