Objetivo mundial de reducir la temperatura en 1.5 °C se escapa sin una acción urgente, advierte informe del IPCC

“Está claro que la próxima década va a ser fundamental para asegurar el futuro de nuestro planeta", dice el primer ministro británico Boris Johnson

Daisy Dunne,Louise Boyle
lunes 09 agosto 2021 16:00
La ONU advierte del terrible peligro de la crisis climática
Read in English

El objetivo de limitar el calentamiento global establecido en el Acuerdo de París se está escapando de su alcance, advierte la principal autoridad mundial en ciencia climática, con la crisis que ya afecta a todas las regiones del planeta.

Algunos de los impactos, como el aumento global del nivel del mar, podrían ser “irreversibles durante siglos o milenios”, según la evaluación más completa realizada hasta el momento por el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU.

El grupo de 234 científicos de 66 países descubrió que "es más probable que no", que el mundo alcance 1.5°C por encima de los niveles preindustriales en algún momento de los próximos 20 años, con el riesgo de un calentamiento global mucho mayor si se hace poco para abordar emisiones de gases de efecto invernadero en rápido aumento. Actualmente, las temperaturas se sitúan alrededor de 1.2°C por encima de los niveles preindustriales.

Y hay evidencia “inequívoca” de que los seres humanos son los culpables del rápido aumento de las temperaturas de la tierra y los océanos: la declaración más fuerte hasta ahora del IPCC después de su último informe de evaluación en 2013 dijo que las personas eran la “causa dominante” del calentamiento global.

"Ya estamos experimentando el cambio climático, incluidos eventos meteorológicos más frecuentes y extremos", aseguró en rueda de prensa el profesor Ed Hawkins, investigador climático de la Universidad de Reading, uno de los científicos detrás del informe histórico.

"Las consecuencias seguirán empeorando con cada advertencia y, para muchas de estas consecuencias, no hay vuelta atrás".

Los hallazgos resumidos, del primer capítulo del sexto informe de evaluación del IPCC, se producen solo tres meses antes de que los líderes mundiales se reúnan en Glasgow para la cumbre climática global, Cop26. El "resumen para los responsables de la formulación de políticas", una descripción general de 41 páginas del informe publicado el lunes por la mañana, desempeñará un papel importante a la hora de informar las discusiones de alto nivel sobre cómo reducir las emisiones.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, dijo que los hallazgos del informe son una "lectura aleccionadora”.

Leer más: “Megasequía” del río Colorado hace que el nivel de agua de la famosa presa Hoover descienda 130 pies

"Está claro que la próxima década será fundamental para asegurar el futuro de nuestro planeta", detalló en un comunicado. “Sabemos lo que se debe hacer para limitar el calentamiento global: dejar el carbón en la historia y cambiar a fuentes de energía limpia, proteger la naturaleza y proporcionar financiamiento climático para los países en primera línea”.

“El informe del IPCC subraya la abrumadora urgencia de este momento. El mundo debe unirse antes de que la capacidad de limitar el calentamiento global a 1.5 ° C esté fuera de su alcance”, dijo el Enviado Presidencial Especial de Estados Unidos para el Clima, John Kerry.

Añadió: “Podemos llegar a la economía baja en carbono que necesitamos con urgencia, pero el tiempo no está de nuestro lado. Esta es la década crítica para la acción, y la Cop26 en Glasgow debe ser un punto de inflexión en esta crisis”.

El jefe de la ONU, Antonio Guterres, señaló que los hallazgos representan "un código rojo para la humanidad".

“Si combinamos fuerzas ahora, podemos evitar una catástrofe climática. Pero, como deja claro el informe de hoy, no hay tiempo para demoras ni lugar para excusas. Cuento con los líderes gubernamentales y todas las partes interesadas para asegurar que la Cop26 sea un éxito”, precisó.

El informe refleja un gran progreso en el campo de la atribución, la ciencia de cómo el cambio climático causado por el hombre está influyendo en la frecuencia e intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos. Cientos de personas han muerto en las recientes olas de calor desde Estados Unidos y Canadá hasta la India, junto con Irak y otras partes del Medio Oriente.

Las inundaciones han devastado regiones de Nigeria, India, China, Alemania, Bélgica y el Reino Unido, mientras que los incendios forestales han estallado en la Amazonía brasileña, Siberia, partes del sur de Europa y el oeste de Estados Unidos.

El informe dice que "es prácticamente seguro" que las olas de calor se han vuelto más intensas y más frecuentes durante los últimos 70 años y que muchos otros tipos de fenómenos meteorológicos extremos también son cada vez más probables.

“El cambio climático no es un problema del futuro, está aquí y ahora, y afecta a todas las regiones del mundo”, declaró la Dra. Friederike Otto, autora del informe y directora asociada del Instituto de Cambio Ambiental de la Universidad de Oxford.

Casi todos los países acordaron mantener las temperaturas globales por debajo de 2°C para 2100, con la aspiración de limitar el calentamiento a 1.5°C bajo el histórico Acuerdo de París en 2015. Un informe provisional del IPCC en 2018 encontró que medio grado adicional de calentamiento significaría un desastre para las naciones insulares, arrecifes de coral tropicales y glaciares.

El nuevo informe analiza cinco posibles futuros para el clima de la Tierra en las próximas décadas, que van desde un escenario con muy bajas emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a uno con muy altas emisiones de GEI.

Encuentra que, en todos los escenarios, "es más probable que no" que el mundo alcance 1.5°C en algún momento entre 2021 y 2040. Y, en un escenario de emisiones de GEI muy altas, es "muy probable" que las temperaturas superen 1.5°C en el corto plazo.

Sin embargo, si el mundo reduce con éxito las emisiones de gases de efecto invernadero a niveles muy bajos y despliega técnicas para eliminar el CO2 de la atmósfera, lo más probable es que las temperaturas bajen a menos de 1.5°C hacia finales de siglo, añade el informe.

"[Si] pasamos de 1.5°C, eso no constituye necesariamente un fracaso de nuestras políticas climáticas", reiteró el profesor Piers Forster, autor del informe y director del Centro Internacional Priestley para el Clima de la Universidad de Leeds.

"Queremos transmitir claramente que todo calentamiento adicional que podamos prevenir es realmente un éxito".

El informe provisional de 2018 del IPCC encontró que el mundo alcanzará 1.5°C en un período posterior, entre 2030 y 2052. Sin embargo, los autores del informe dijeron que las dos estimaciones se basan en diferentes metodologías y, por lo tanto, no son directamente comparables.

El análisis realizado por el grupo de investigación Climate Action Tracker muestra que las promesas y los objetivos actuales propuestos por los países provocarían alrededor de 2.4°C de calentamiento global para el 2100. La mayoría de los países no cuentan con políticas para cumplir estos objetivos.

El informe también advierte que los puntos de inflexión potenciales en el clima de la Tierra - umbrales donde un pequeño cambio podría conducir a un cambio dramático - “no se pueden descartar”. Dichos puntos de inflexión podrían incluir el colapso de la capa de hielo o cambios abruptos en los patrones de circulación oceánica, agrega.

Sin embargo, tomar medidas urgentes para abordar las emisiones de gases de efecto invernadero minimizaría la probabilidad de que ocurran tales puntos de inflexión, dijeron los científicos.

El informe agrega que se prevé que los océanos y los bosques, que durante mucho tiempo han actuado como amortiguadores de la crisis climática al absorber CO2 de la atmósfera, serán menos efectivos si las emisiones de gases de efecto invernadero continúan aumentando rápidamente.

Junto con el objetivo de cero emisiones netas de CO2 para 2050, el informe destaca que los recortes drásticos y rápidos del metano superpotente tendrían un impacto significativo, no solo en el calentamiento global, sino más inmediatamente en la calidad del aire.

El metano tiene una vida útil más corta que el CO2, que permanece en la atmósfera durante siglos, pero tiene aproximadamente 80 veces el poder de calentamiento durante los primeros 20 años.

Un informe de la ONU publicado en mayo encontró que si el metano se reduce a la mitad para fines de esta década, se podría prevenir alrededor de medio grado de calentamiento para 2050.

Esto es muy alcanzable y relativamente barato, encontraron los investigadores, ya que requiere tapar tuberías de gas y petróleo con fugas, sellar pozos abandonados y capturar gas del vertedero junto con los problemas más complejos de reducir los eructos de metano del ganado y en el sector agrícola.

Activistas climáticos, expertos en políticas y grupos ambientales pidieron una acción inmediata a la luz de los hallazgos del informe.

Mohamed Adow, director del grupo de expertos con sede en Nairobi Power Shift Africa, comentó: “Aquellos de nosotros que vivimos en África hemos sido conscientes de la urgencia de la crisis climática durante muchos años. Las vidas y los medios de subsistencia se han visto destrozados por el calor abrumador, el aumento del nivel del mar y el clima extremo. Es vital que los gobiernos presten atención a la advertencia de los científicos del IPCC y actúen con rapidez y audacia para hacer que nuestro mundo sea más seguro, limpio y ecológico ”.

Helen Mountford, vicepresidenta de clima y economía del Instituto de Recursos Mundiales, dijo: “Si este informe del IPCC no lo impacta para que actúe, debería hacerlo. El informe presenta un cuadro muy aleccionador del mundo implacable e inimaginable que tenemos reservado si nuestra adicción a la quema de combustibles y la destrucción de bosques continúa”.

"Si bien los hallazgos del IPCC son alarmantes, ciertamente no deberían traducirse en desesperanza o inacción. Este informe debería impulsar a todos los países, empresas, ciudades y ciudadanos a luchar para evitar todo el calentamiento que podamos".

Los capítulos restantes del sexto informe de evaluación del IPCC, que incluyen evaluaciones detalladas de cómo el mundo puede mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse al empeoramiento de los impactos climáticos, se publicarán en 2022.