Greta Thunberg se burla del “greenwashing” con su promesa de “cero palabrotas”

Su broma se produjo después de que la activista medioambiental fuera filmada dirigiendo a la multitud en un cántico grosero fuera de Cop26 en Glasgow

Holly Bancroft
miércoles 03 noviembre 2021 19:09

Cop26: Greta Thunberg es aclamada por los manifestantes en el parque de Glasgow

Read in English

Greta Thunberg se comprometió a no decir ninguna palabrota, en un intento de compensar las emisiones de carbono.

La activista de 18 años dijo que “en caso de que diga algo inapropiado, me comprometo a compensarlo diciendo algo bonito”.

Su broma se produjo después de que la activista medioambiental fuera filmada dirigiendo a la multitud en un cántico grosero fuera de Cop26 en Glasgow.

Las imágenes mostraban a Thunberg y a la multitud cantando “puedes meterte la crisis climática por el trasero” el lunes.

Y ella les dijo: “Dentro de la COP hay políticos que fingen tomarse en serio nuestro futuro.

“Decimos no más bla-bla-bla, no más explotación de la gente, la naturaleza y el planeta. No más lo que sea que estén haciendo ahí dentro”.

Sus comentarios fueron calificados de “diatriba malhablada” en algunos medios de comunicación.

En respuesta al vídeo, Thunberg escribió el miércoles en Twitter: “Me complace anunciar que he decidido dejar de decir palabrotas y palabras malsonantes. En caso de que diga algo inapropiado, me comprometo a compensarlo diciendo algo bonito. #Cop26”.

Leer más: Cop26: Todas las celebridades vistas en Glasgow para la cumbre climática

Cuando se le preguntó si “se comprometería a alcanzar el cero neto de malas palabras para 2050”, Greta Thunberg respondió: “No, para 2052 con una reducción del 39.78 por ciento para 2034”.

Se burlaba de las empresas y los particulares que dicen ser respetuosos con el medio ambiente porque compensan el carbono que emiten.

La compensación de las emisiones de carbono suele ser utilizada por personas que vuelan y que intentan “anular” sus emisiones de la aviación apoyando una iniciativa ecológica en otro lugar del mundo, como los programas de plantación de árboles.

Los grupos ecologistas han criticado estos sistemas por considerarlos pase gratuito que permite a la gente no hacer nada para reducir sus emisiones.

Los activistas también han expresado su preocupación por el hecho de que las empresas de compensación de carbono no cumplen lo que prometen.

Los líderes mundiales se han enfrentado a críticas en los últimos días por el número de personas que viajaron a la cumbre del clima en aviones privados.

FlightRadar24, que hace un seguimiento de los vuelos, analizó el número de vuelos no comerciales en los aeropuertos de Glasgow, Prestwick y Edimburgo desde el 27 de octubre.

Descubrió que hubo unos 182 de estos vuelos, el doble del total de los seis días anteriores.

La empresa de análisis de la aviación Cirium también declaró a la BBC que hubo un total de 76 vuelos con aviones privados o vuelos VIP que llegaron a Glasgow o a sus alrededores en los cuatro días previos al Cop26.