¿Por qué los activistas piden que se cancele la COP26?

Los activistas ambientales Greta Thunberg, Climate Action Network y Greenpeace expresan escepticismo sobre aspectos de la próxima conferencia de conservación.

Joe Sommerlad
jueves 21 octubre 2021 18:56
Climate Change: COP26 might change our world
Read in English

La COP26, Vigésimo Sexta Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se celebrará en Glasgow del 31 de octubre al 12 de noviembre, se anuncia como un momento crucial para la lucha global contra el calentamiento global.

Boris Johnson promocionó la cumbre al llamarla "un punto de inflexión para el mundo" durante su discurso ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York el mes pasado, mientras que el príncipe Charles le dijo a la BBC que la humanidad se encuentra bebiendo en el "salón de la última oportunidad" cuando se trata de frenar las emisiones de carbono, detener el aumento de la temperatura global y evitar una catástrofe.

Pero Greta Thunberg, la adolescente sueca que se convirtió de manera sensacional en el rostro del movimiento conservacionista internacional a través de sus huelgas escolares Fridays for Future, ha despreciado las perspectivas de la conferencia de lograr un cambio significativo a través de la cooperación entre los gobiernos del mundo.

Cuando se le preguntó si estaba optimista antes de la COP26 durante una entrevista reciente con The Guardian, Thunberg respondió: “No lo estoy. En realidad, nada ha cambiado con respecto a años anteriores. Los líderes dirán que haremos esto y haremos otro, uniremos nuestras fuerzas y lo lograremos, y luego no harán nada. Quizás algunas cosas simbólicas y contar de forma creativas las cosas para decir que en realidad no tienen un gran impacto. Podemos tener tantoas COPs como queramos, pero no saldrá nada real".

Ella también estaba fulminante respecto a Johnson dado que su actual apoyo a las cuestiones ecológicas coincide con el apoyo a nuevas minas de carbón en Cumbria y los campos petrolíferos de Cambo en Shetland.

"Es hipócrita hablar de salvar el clima mientras expandes la infraestructura de combustibles fósiles", dijo, y agregó que el primer ministro británico no era ni mejor ni peor que cualquier otro líder mundial, a quienes no ve con buenos ojos. "Nadie me ha sorprendido".

Thunberg siguió esos comentarios con una aparición en una cumbre sobre el clima juvenil en Milán, Italia, en la que ridiculizó aún más a Johnson con una burlona imitación de su eslogan favorito actual: “Reconstruir mejor. Bla, bla, bla. Economía verde. Bla, bla, bla. Neto cero para 2050. Bla, bla, bla”.

Pero su crítica no es la única negatividad que COP26 ha atraído antes de su inauguración después de un retraso de un año debido por la pandemia de covid-19.

En septiembre, varios grupos ambientalistas pidieron la cancelación de la conferencia con el argumento de que no será inclusiva, pues la desigualdad de la vacuna contra el covid en todo el mundo y los costosos hoteles de cuarentena en Glasgow evitarán que "un gran número" de delegados del hemisferio sur puedan asistir.

Se espera que los delegados vacunados que lleguen de países que están en la lista roja del Reino Unido para viajar se pongan en cuarentena durante cinco días, mientras que los no vacunados deben permanecer aislados durante diez días.

“Nuestra preocupación es que los países más afectados por la crisis climática y los países que sufren la falta de apoyo de las naciones ricas en el suministro de vacunas se queden fuera de las conversaciones y se destaquen por su ausencia en la COP26”, comentó Tasneem Essop, directora ejecutiva de la CAN (Red de Acción Climática), un colectivo que representa a más de 1.500 grupos de la sociedad civil de ciento treinta países.

"Siempre ha habido un desequilibrio de poder inherente dentro de las conversaciones sobre el clima de la ONU y esto ahora se ve agravado por la crisis de salud".

Greenpeace también ha planteado objeciones similares.

“Si el gobierno del Reino Unido quiere que esta COP sea representativa y transparente, debe, como mínimo, asegurarse de que se pueda acceder a las vacunas y administrarlas con suficiente anticipación a todos los delegados y brindar apoyo financiero para cubrir el costo de la cuarentena del hotel”, dijo Juan Pablo Osornio, líder político senior de Greenpeace International.

En un intento por garantizar el éxito de COP26, el gobierno del Reino Unido respondió a esas preocupaciones al ofrecer pagar las estadías en hoteles de cuarentena de las personas llegadas en la lista roja y aplicar las vacunas de primera dosis a disposición de los asistentes que aún las necesiten.

“Asegurar que se escuchen las voces de los más afectados por el cambio climático es una prioridad para la presidencia de la COP26”, dijo Alok Sharma, presidente de la COP26, en un comunicado.

"Esto incluye una oferta del gobierno del Reino Unido para financiar las estadías en hoteles de cuarentena requeridas para los delegados registrados que lleguen de las áreas de la lista roja y para vacunar a los delegados acreditados que de otra manera no podrían vacunarse".

Sin embargo, la postura adoptada por la CAN y Greenpeace tuvo mucha oposición por parte de los cuarenta y cinco países que integran el CVF (Foro Vulnerable al Clima), quienes emitieron un comunicado donde insistían en que la cumbre debe seguir adelante según lo planeado para proteger sus intereses.

“La COP es para las naciones, para las naciones vulnerables. Necesitamos recortes de emisiones”, dijo a Politico el embajador del CVF, Mohamed Nasheed, presidente del parlamento de Maldivas. “Necesitamos compromisos de adaptación, financiación. Necesitamos ambos. Y no queremos una situación en la que esta conversación se retrase. Ya se ha retrasado demasiado. Es una emergencia.

“No hubo conversación, no nos dijeron nada. Y es muy difícil ver cómo pueden defendernos sin hablar con nosotros".

Essop respondió a CVF al decir que la CAN no había consultado con ningún funcionario de naciones individuales porque “no era un portavoz de los gobiernos, sea cual sea el bloque del que formen parte… En este momento es portavoz de la sociedad civil y, por supuesto, de los países más pobres y vulnerables, que enfrentan la mayor parte de la exclusión de este proceso… Esta declaración de la CAN es una posición basada en nuestros principios”.

Incluso Sharma parece haber albergado dudas sobre COP26, y advirtió a los líderes mundiales en París el 12 de octubre: "COP26 no es una sesión de fotos ni una charla".

“Debe ser el foro en el que encaminemos al mundo para cumplir con el clima”, dijo. “Y eso depende de los líderes. Son los líderes quienes hicieron una promesa al mundo en esta gran ciudad hace seis años. Y son los líderes los que deben honrarlo.

“La responsabilidad recae en todos y cada uno de los países. Y todos debemos hacer nuestra parte. Porque en el clima, el mundo tendrá éxito o fracasará como uno solo".