X demanda a un grupo que denuncia el discurso de odio en la red social

X, la plataforma social antes conocida como Twitter, demanda a un grupo de investigadores alegando que su trabajo, que llama la atención sobre el incremento del discurso de odio en la red social, le cuesta a la empresa millones de dólares en ingresos publicitarios

David Klepper
Miércoles, 02 de agosto de 2023 01:54 EDT
AMN-GEN TWITTER-DISCURSO DE ODIO
AMN-GEN TWITTER-DISCURSO DE ODIO

X, la plataforma social antes conocida como Twitter, ha demandado a un grupo de investigadores alegando que su trabajo, que llama la atención sobre el incremento del discurso de odio en la red social, le ha costado a la empresa millones de dólares en ingresos publicitarios.

La demanda, presentada el lunes en la noche en el Tribunal del Distrito del Norte de California, acusa a la organización no gubernamental Center for Countering Digital Hate de violar las condiciones de servicio de X al recopilar de forma indebida grandes cantidades de datos para su análisis. La denuncia sostiene también, sin ofrecer evidencia, que el grupo está financiado por gobiernos extranjeros y medios que ven a X como un competidor.

La batalla legal entre la empresa tecnológica, que fue adquirida por Elon Musk el año pasado, y la organización podría tener importantes implicaciones para un creciente número de investigadores y grupos activistas que buscan ayudar a la población a entender cómo las redes sociales están dando forma a la sociedad y la cultura.

Con oficinas en Estados Unidos y Gran Bretaña, el centro publica regularmente reportes sobre discursos de odio, extremismo y comportamientos nocivos en plataformas de sociales como X, TikTok o Facebook. La organización ha publicado varios informes críticos con el liderazgo de Musk, detallando el incremento del discurso de odio contra la comunidad LGBTQ, además de la desinformación climática desde que adquirió la empresa.

En su demanda, X alega que el grupo violó sus condiciones de servicio al sacar automáticamente grandes cantidades de datos del sitio sin el permiso de la empresa. Además, sostiene que el centro accedió de forma inapropiada a datos internos de Twitter utilizando credenciales que obtuvo de un empleado en otra empresa que tiene una relación comercial con X.

Sin identificar a ningún individuo o compañía, la demanda dice que el centro recibe financiación de gobiernos extranjeros así como de organizaciones vinculadas a “medios de comunicación tradicionales" que ven a X como rival.

El trabajo de la organización le ha costado a X decenas de millones de dólares en ingresos de publicidad perdidos, apuntó la demanda.

En respuesta a esta acción legal, Imran Ahmed, fundador y director general del grupo, defendió su trabajo y acusó a Musk de utilizar la denuncia para silenciar las críticas a su liderazgo, así como la investigación sobre el papel que juega X en la propagación de desinformación y discursos de odio.

“Musk está tratando de ‘disparar al mensajero’ que denuncia el contenido tóxico de su plataforma en lugar de lidiar con el ambiente tóxico que ha creado”, indicó Ahmed.

Un vocero del grupo apuntó que el Centro no recibe financiación de ninguna entidad gubernamental o empresa tecnológica que pudiese ser considerada competencia de X.

___

La periodista de The Associated Press Thalia Beatty contribuyó a este despacho.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in