Sesenta personas habrían muerto después de que Rusia bombardeara una escuela ucraniana

Una bomba cayó sobre un edificio en el que “se escondía casi todo el pueblo”, declaró el gobernador de Luhansk

Emily Atkinson
domingo 08 mayo 2022 17:30

“No fue una liberación, sino un simple asesinato”: La matrona de Mariúpol cuenta los horrores de los ataques rusos

Read in English

Se ha confirmado la muerte de dos personas y se teme que otras 60 atrapadas bajo los escombros hayan muerto tras el bombardeo ruso de una escuela en la región ucraniana de Luhansk.

Al parecer, unas 90 personas estaban refugiadas en la escuela cuando las fuerzas de Vladimir Putin bombardearon el pueblo de Bilohorivka el sábado por la tarde, lo que provocó un incendio que envolvió el edificio. Según declaraciones del gobernador de Luhansk, Serhiy Gaidai.

Gaidai mencionó que 30 personas habían sido rescatadas de los escombros humeantes, pero se cree que muchas siguen atrapadas bajo ellos.

El medio de comunicación bielorruso Nexta reportó que los dos muertos eran niños, aunque esto no ha sido confirmado por las autoridades.

“El fuego se extinguió después de casi cuatro horas, luego se retiraron los escombros y, lamentablemente, se encontraron los cuerpos de dos personas”, escribió Gaidai en un post de Telegram, añadiendo: “Es probable que sesenta personas hayan muerto bajo los escombros de los edificios”.

Los equipos de emergencia atienden un incendio después de que, al parecer, una escuela fuera alcanzada por los bombardeos rusos

Se ven escombros en llamas en el pueblo de Bilohorivka

Señaló que la bomba fue lanzada sobre un edificio donde “casi todo el pueblo se escondía” de los ataques rusos.

Gaidai comentó que también se cree que 11 personas han quedado atrapadas después de que los bombardeos destruyeran una casa en el pueblo de Shypilovo.

Ucrania y los países occidentales han acusado al ejército ruso de cometer crímenes de guerra al lanzar ataques indiscriminados contra zonas civiles, incluidos hospitales y escuelas, acusaciones que Moscú rechaza.

La guerra de Putin contra Ucrania ha matado a miles de personas, ha arrasado ciudades antaño prósperas y ha empujado a 5 millones de ucranianos a huir al extranjero.

Un hombre con uniforme militar sobre los escombros en Bilohorivka

Escombros junto a un edificio parcialmente derrumbado tras el impacto en un edificio escolar

La estratégica ciudad portuaria de Mariúpol, en el sur del país, ha quedado casi arrasada por los implacables ataques rusos. La planta siderúrgica Azovstal, bombardeada, se convirtió en el último bastión de las fuerzas de defensa ucranianas en la región. Se cree que unos 300 civiles se refugian allí para hacer una última resistencia y evitar la toma completa de la ciudad.

Los equipos de rescate llevan varios días trabajando para evacuar a los civiles de los túneles que hay bajo la planta en expansión.

El sábado por la tarde, el viceprimer ministro ucraniano anunció que todas las mujeres, niños y ancianos han sido evacuados de la planta siderúrgica de la era soviética.

Iryna Vereshchuk declaró: “La orden del presidente se ha cumplido: todas las mujeres, niños y ancianos han sido evacuados de Azovstal. Esta parte de la operación humanitaria de Mariúpol ha concluido”.

No se dieron más detalles.

El humo se eleva sobre la planta siderúrgica de Azovstal en Mariúpol

Varias docenas de civiles ucranianos, que habían estado viviendo en los refugios antibombas de la planta de Azovstal durante más de un mes, son evacuados en Mariúpol

La agencia de noticias rusa Tass reportó que 50 civiles habían sido evacuados de la planta el sábado, y un número similar salió el viernes.

Se estima que unos 2.000 soldados ucranianos permanecen allí.

En su discurso nocturno en vídeo del sábado, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, aseveró que los esfuerzos de evacuación en la planta siderúrgica de Mariúpol se centrarán en los heridos y los médicos, después de que todas las mujeres, los niños y los ancianos fueran puestos a salvo.

Anoche reportó que más de 300 civiles habían sido rescatados de la inmensa planta.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in