Sector del gas europeo se ve afectado tras el cierre indefinido del gasoducto ruso Nord Stream 1

El enlace de gas de 1.200 km debía reabrirse el sábado

Joe Middleton
lunes 05 septiembre 2022 19:35

Nord Stream 1: Rusia suspende indefinidamente el flujo del gasoducto de Gazprom a Europa

Read in English

Cuando los mercados abran el lunes (5 de septiembre), se espera que haya un considerado aumento de los precios del gas luego de que Rusia confirmara que el gasoducto Nord Stream 1 permanecería cerrado indefinidamente.

El enlace de gas de 1.200 km (745 millas) se extiende desde debajo del mar Báltico cerca de San Petersburgo hasta el noreste de Alemania y debían reabrirlo el sábado después de varios días de trabajo de mantenimiento.

Sin embargo, Gazprom, controlada por el estado, anunció que había descubierto “fugas de aceite” en una turbina durante el mantenimiento. No ofreció ningún plazo de tiempo sobre cuándo se reabriría la tubería. Aunque Siemens Energy, que generalmente da servicio a las turbinas, dijo que tal fuga no debería impedir la operación.

El gasoducto ha suministrado hasta ahora un tercio del gas exportado de Rusia a Europa, pero ya estaba funcionando a solo el 20 por ciento de su capacidad antes de que detuvieran los flujos la semana pasada por mantenimiento.

El aumento de los costos de la energía vinculados al aumento de los precios del gas ya ha provocado que muchas industrias que consumen mucha energía reduzcan la producción y llevó a los gobiernos europeos a invertir miles de millones en planes para ayudar a los hogares a mantenerse a flote.

El último contratiempo dejará a los países europeos luchando por encontrar otras fuentes de energía y plantea la posibilidad de un racionamiento de energía este invierno.

Los analistas piensan que los precios volverán a subir después de que el gigante energético respaldado por el Kremlin confirmara que el oleoducto permanecerá inactivo.

“El viernes... el mercado ya estaba valorando el regreso de los flujos de NordStream 1 (NS1)”, dijo Leon Izbicki, analista de gas de Energy Aspects. “Esperamos una apertura significativamente más fuerte para el TTF el lunes”.

El TTF, Title Transfer Facility, es un punto de comercio virtual para el gas natural.

El impacto del último recorte dependería de la capacidad de Europa para atraer gas de otras fuentes, dijo Jacob Mandel, asociado sénior de materias primas de Aurora Energy Research.

“El suministro es difícil de conseguir, y cada vez es más difícil reemplazar todo el gas que no proviene de Rusia”, dijo.

El canciller alemán Olaf Scholz dijo el domingo que su país se había estado preparando para una suspensión total de las entregas de gas desde Rusia.

Alemania, el mayor consumidor de gas de Europa, se encuentra en la fase dos de un plan de emergencia de tres etapas para hacer frente a la disminución del suministro. Un paso a la etapa tres significaría un racionamiento de gas de la industria.

Finlandia y Suecia anunciaron el domingo planes para ofrecer miles de millones de dólares en garantías de liquidez a las empresas eléctricas de sus países. Finlandia tiene como objetivo ofrecer €10.000 millones y Suecia planea ofrecer €250.000 millones.

Tras la invasión rusa de Ucrania, Europa lanzó rápidamente planes para reducir su dependencia de los combustibles rusos, cambiando entonces a proveedores alternativos de gas y otros combustibles y presionando para un despliegue más rápido de suministros de energía limpia.

Alemania ha comenzado a desarrollar terminales de gas natural licuado (GNL) que le permitirá recibir gas de proveedores globales y alejarse de las importaciones de gas ruso.

“Hay mucho margen para reemplazar ese gas [ruso] con importaciones de GNL por ahora, pero cuando el clima se vuelva frío y la demanda comience a aumentar en el invierno en Europa y Asia, solo hay una cantidad limitada de GNL que Europa puede importar”, explicó Mandel.

Europa cumplió la semana pasada el objetivo de llenar sus reservas de gas en un 80 por ciento a principios de noviembre. Las existencias de la UE están actualmente llenas en un 81 por ciento, según datos de Gas Infrastructure Europe, y las tiendas de Alemania están llenas en un 85 por ciento.

El gas ruso todavía fluye hacia Europa por tuberías a través de Ucrania, pero ahora aumenta la especulación sobre si eso también podría detenerse.

“Estamos cambiando el enfoque hacia el [gas]... que continúa fluyendo hacia Europa a través de Ucrania”, dijo James Huckstepp, analista de gas de EMEA en S&P Global Platts, en una publicación de Twitter. “Solo es cuestión de tiempo...”

Información adicional de Reuters

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in