OTAN expulsa a ocho espías “no declarados” por las “acciones agresivas” de Rusia

El número de diplomáticos rusos en la sede de la OTAN también se ha reducido a la mitad

Lamiat Sabin
jueves 07 octubre 2021 13:45
República Checa: Praga expulsa a diplomáticos rusos acusados de espionaje
Read in English

La OTAN ha expulsado a ocho diplomáticos rusos que, según dijo, eran oficiales de inteligencia "no declarados".

El grupo de fuerzas occidentales aliadas también redujo a la mitad el número de personas en la misión de Rusia a 10, en respuesta a "acciones agresivas", así como a incidentes de espionaje y asesinatos.

Se espera que ocho diplomáticos abandonen Bruselas, donde tiene su sede la OTAN, a finales de mes, ya que sus posiciones deben ser eliminadas. También se suprimirán dos puestos adicionales que están vacantes.

Un funcionario anónimo de la OTAN dijo a Radio Free Europe que el grupo había "reforzado nuestra disuasión y defensa en respuesta a las acciones agresivas de Rusia".

La OTAN está dispuesta a entablar un diálogo con Rusia, dijo también el funcionario.

Rusia prometió tomar represalias contra la decisión que tomó la OTAN el martes, y no necesariamente en especie, de acuerdo al alto legislador ruso Leonid Slutsky, según informó la agencia de noticias Interfax.

Las relaciones entre la alianza de 30 miembros y Rusia se han tensado desde que Moscú anexó la península de Crimea en Ucrania en 2014.

La decisión de expulsar a los oficiales de inteligencia se produjo después de que se supo en abril que se sospechaba que Rusia había estado involucrada en una explosión mortal en un depósito de municiones en la República Checa en 2014.

La OTAN también está preocupada por el desarrollo de misiles nucleares de Rusia, las intrusiones en el espacio aéreo de la OTAN y la práctica de bombardeos de Rusia con sus aviones de combate en barcos enemigos simulados en el Mar Negro.

La última expulsión de los diplomáticos rusos se produce después de que la alianza expulsó a siete oficiales de inteligencia rusos de países aliados tras el envenenamiento por novichok de 2018 en Salisbury, que se sospechaba que había sido planeado y llevado a cabo por tres espías rusos el 4 de marzo de ese año.

Los espías apuntaron al ex oficial de inteligencia militar ruso Sergei Skripal y su hija Yulia. Ambos casi mueren.

Un miembro del público, Dawn Sturgess, murió después de que accidentalmente entró en contacto con el agente nervioso mortal, y su novio Charlie Rowley cayó gravemente enfermo.

Leer más: Comunistas disputan resultados de elección en Rusia

El Kremlin ha negado repetidamente tener conocimiento del ataque, que se cree que fue llevado a cabo por Alexander Mishkin (alias Alexander Petrov), Anatoliy Chepiga (Ruslan Boshirov) y Denis Sergeev (Sergey Fedotov).

En ese momento, la OTAN también negó la acreditación de tres personas y redujo el tamaño de la misión rusa de 30 a 20 personas.