Chechenos gays fueron regresados al país por autoridades rusas tras huir de la tortura, dice un grupo LGBT

La organización benéfica de derechos supo de la pareja después de recibir una llamada telefónica de pánico con gritos de fondo

Vincent Wood
lunes 08 febrero 2021 19:03

Las últimas semanas, Rusia se ha visto en medio de la polémica y el reclamo internacional por la detención de personas que se han manifestado a favor de Alexai Navalny, un opositor de Putin

Read in English

Dos hombres gays están en "peligro de muerte" después de que fueron devueltos a Chechenia tras huir a Rusia para escapar de la tortura, advirtió un grupo de derechos LGBT que monitorea la región.

Salekh Magamadov, de 20 años, e Ismail Isayev, de 17, fueron detenidos por la policía rusa en una casa en Nizhny Novgorod, al este de Moscú, dijo la Red LGBT de Rusia.

La organización benéfica agregó que ayudó a los hombres a huir a Rusia el año pasado para escapar de la policía en su lugar de origen.

Ambos fueron detenidos en abril de 2020 por cargos de haber sido moderadores de un grupo de oposición política en la aplicación de chat Telegram y afirman que fueron torturados en su país de origen y obligados a grabar videos de disculpas.

Se refugiaron en Nizhny Novgorod, pero fueron devueltos a las autoridades chechenas.

La Red LGBT con sede en San Petersburgo dijo que había recibido una llamada telefónica de pánico de los jóvenes en la que se podían escuchar gritos de fondo.

Al llegar media hora después, el abogado Alexander Nemov encontró signos de lucha y los hombres se habían ido.

“Saleh Magamadov e Ismail Isayev fueron detenidos por la policía en su apartamento”, dijo el grupo en Twitter la semana pasada.

“La Red LGBT de Rusia ayudó a Saleh e Ismail a dejar Chechenia y trasladarse a Nizhny Novgorod. Ahora los llevarán en coche de regreso a Chechenia”.

Desde que fueron devueltos a la ciudad chechena de Gudermes han sido interrogados y detenidos por las fuerzas de seguridad y se les ha negado el acceso a un abogado, agregó el grupo.

Chechenia, una república rusa, ha sido acusada de perpetrar la detención y tortura sistemáticas de personas LGBT+.

El líder autoritario de la región, Ramzan Kadyrov, que mantiene estrechos vínculos con Moscú, sugirió anteriormente que las personas LGBT + deberían ser deportadas para "purificar nuestra sangre".

Las autoridades chechenas fueron acusadas de promulgar una purga de personas LGBT+ en la primavera de 2017, que Human Rights Watch dice que se reanudó en 2019.

"No hubo nada que se pareciera ni remotamente a una investigación efectiva sobre la purga contra los gays de 2017, cuando la policía chechena detuvo y torturó a decenas de hombres de los que sospechaban que eran gays", Rachel Denber, subdirectora para Europa y Asia Central de Human Rights Watch, dijo en ese momento.

“La impunidad por la purga anti-gay de 2017 ha sancionado una nueva ola de tortura y humillación en Chechenia”.