Pronósticos sobre crisis climática están desanimando a las personas de tener hijos, según analistas

Morgan Stanley citó una investigación sobre como el número de nacimientos en los EE.UU. disminuyó en los nueve meses posteriores a un evento de calor extremo

Samuel Webb
viernes 13 agosto 2021 15:54
EE. UU. y China se comprometen a trabajar juntos frente a la crisis climática
Read in English

Cada vez más personas no están dispuestas a tener hijos porque temen por el futuro del planeta, según una firma líder en servicios financieros.

Los analistas de Morgan Stanley advirtieron en una nota a los inversores el mes pasado que "el movimiento para no tener hijos debido a los temores sobre el cambio climático está creciendo e impactando las tasas de fertilidad más rápido que cualquier tendencia anterior en el campo de la disminución de la fertilidad", informa CNBC.

El lunes, la principal autoridad mundial en ciencia climática, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), publicó su evaluación más detallada hasta el momento de cómo los humanos están impulsando cambios sin precedentes en nuestro mundo en rápido calentamiento.

Los analistas dicen que la crisis climática, directa e indirectamente, está acelerando la caída de las tasas de fertilidad. La firma financiera citó una investigación que mostró que la cantidad de nacimientos en los EE. UU. disminuyó en los nueve meses posteriores a un evento de calor extremo y un estudio de 18 mil parejas en China el año pasado que mostró que la contaminación por partículas y otros factores climáticos estaban relacionados con un aumento del 20 por ciento en la probabilidad de infertilidad.

Y algunas personas eligen no tener hijos porque temen que hacerlo amplifique la crisis del calentamiento global.

"Tener un hijo es siete veces peor para el clima en emisiones de CO₂ al año que los siguientes 10 mitigantes más discutidos que las personas pueden hacer", señalaron los analistas.

Un estudio reciente encontró que un número abrumador de personas está decidiendo no tener hijos por temor a cómo lucharían en el futuro.

La encuesta a 600 personas de entre 27 y 45 años reveló que el 96 por ciento estaba muy o extremadamente preocupado por el bienestar de sus futuros hijos en un mundo devastado por la crisis climática.

También reveló puntos de vista profundamente pesimistas sobre el futuro, con el 92.3 por ciento de 400 encuestados con una visión negativa del futuro y solo el 0.6 por ciento diciendo que eran positivos al respecto.

Leer más: Biden endurece los límites a la contaminación tóxica de las centrales eléctricas de carbón

Un estudio de 2017 que analizó investigaciones revisadas por pares, documentos gubernamentales y otros programas encontró que tener menos hijos puede marcar una diferencia significativa en la reducción de la huella de carbono de una persona. Un niño nacido en el mundo desarrollado tiene una huella de carbono de 58.6 toneladas métricas al año.

El estudio, publicado en Environmental Research Letters, recomendó tener un hijo menos, vivir sin automóviles, evitar los viajes en avión y comer una dieta basada en plantas.