Demonios de Tasmania son reintroducidos a Australia después de 3 mil años

Veintiséis marsupiales fueron liberados en un santuario salvaje de 400 hectáreas con el fin de evitar su extinción 

Tom Batchelor
lunes 05 octubre 2020 15:40
Esta especie desapareció del territorio australiano con la llegada de los dingos
Esta especie desapareció del territorio australiano con la llegada de los dingos
Read in English

Los demonios de Tasmania se han reintroducido en el territorio australiano después de un intervalo de 3,000 años.

Los conservacionistas liberaron a docenas de los asediados marsupiales en un santuario salvaje de 400 hectáreas al norte de Sydney.

Los expertos de Aussie Ark, una organización creada hace una década para salvar al demonio de Tasmania de la extinción, dijeron que habían llevado a cabo con éxito la primera de las tres reintroducciones planificadas que implicaron la liberación de 26 ejemplares en julio y septiembre en el parque nacional Barrington Tops.

El área se describe como el "ambiente perfecto para la reproducción de los demonios" con una vegetación similar a Tasmania y condiciones frescas, húmedas y nevadas.

Su ambicioso plan de recuperación se describe como un primer paso "histórico" para proteger a un animal que los investigadores han advertido que corre grave riesgo de extinción por una enfermedad tumoral facial altamente contagiosa.

Durante los próximos dos años, se liberarán 40 ejemplares saludables adicionales en la naturaleza en dos etapas.

Cada uno de los animales será monitoreado a través de estudios periódicos, collares de radio equipados con transmisores y cámaras ocultas, dando a los investigadores información sobre cómo les va a los demonios, dónde están reclamando territorio y si se están reproduciendo.

"Este primer lanzamiento histórico es solo el primer paso en nuestra misión de revitalizar Australia y traer equilibrio a la selva", dijo la organización.

"Si todo sale según lo planeado, los animales se aparearán y producirán alegrías, lo que eventualmente resultará en una población salvaje autosuficiente".

La reintroducción de los demonios es positiva no solo para su especie, sino también para la salud de las poblaciones de vida silvestre de Australia en general.

Como depredador alfa, uno que se encuentra en la parte superior de la cadena alimentaria, y el marsupial carnívoro más grande del mundo, los investigadores esperan que los demonios jueguen un papel clave para ayudar a controlar los gatos salvajes y los zorros que amenazan a otras especies en peligro de extinción.

El presidente de Aussie Ark, Tim Faulkner, dijo: "En 100 años, vamos a mirar hacia atrás en este día como el día que puso en marcha la restauración ecológica de todo un país".

Los demonios de Tasmania desaparecieron por completo de Australia continental debido a la competencia de los dingos introducidos, perros salvajes que cazan en manadas, y solo sobrevivieron en Tasmania porque los dingos no llegaron a la isla.

También sufrieron una enfermedad dolorosa y fatal llamada Enfermedad del tumor facial del demonio, el único cáncer contagioso conocido, que hizo que las poblaciones de demonios salvajes se desplomaran hasta en un 90 por ciento. Aussie Ark dijo que hoy en día sólo quedan 25,000 ejemplares salvajes en Tasmania.

El mes pasado, las mulgaras de cola crestada, un marsupial más pequeño que está relacionado con el demonio de Tasmania, fueron reintroducidas en el oeste de Nueva Gales del Sur después de más de un siglo.

Un proyecto de la Universidad de Nueva Gales del Sur y el gobierno del estado permitió la liberación de 19 de los mamíferos del tamaño de un ratón en un sitio de 2000 hectáreas dentro del Parque Nacional Sturt.

Las mulgaras también ha tenido problemas después de ser superados por las presas por las manadas de dingos.