“Situación muy dramática”: Merkel advierte que es necesario endurecer las restricciones de covid

Las últimas cifras indican más de 30.000 nuevas infecciones

Erik Kirschbaum
lunes 22 noviembre 2021 20:26
<p>La gente hace cola ante un centro de vacunación en Berlín el lunes</p>

La gente hace cola ante un centro de vacunación en Berlín el lunes

Read in English

Alemania necesita restricciones más estrictas contra el coronavirus para controlar una ola de infecciones sin precedentes, dijo el lunes la canciller, Angela Merkel, después de que el ministro de Salud del país advirtiera de que la gente estaría “vacunada, recuperada o muerta” al final del invierno.

En las últimas 24 horas se registraron más de 30.000 nuevos contagios, tras contabilizarse registros muy superiores a los 50.000 diarios. Los hospitales de algunas regiones, como Sajonia, en el este, y Baviera, en el sur, han advertido que sus unidades de cuidados intensivos se han visto desbordadas y se han visto obligados a rechazar a los pacientes, y trasladarlos a otros hospitales.

“Nos encontramos en una situación muy dramática. Lo que hay ahora no es suficiente”, declaró Merkel a los líderes de su partido alemán CDU en una reunión, según dos participantes.

Solo dos tercios de los alemanes mayores de 12 años están completamente vacunados contra el covid-19.

A pesar de que Alemania fue considerada en su día como un modelo a seguir por sus medidas de base científica para contener la pandemia, las bajas tasas de vacunación en comparación con otros países de Europa, como España, Portugal y Francia, han sido culpadas de un aumento este mes del número de infectados y hospitalizados.

El ministro de Salud saliente, Jens Spahn, afirmó que no se han vacunado suficientes alemanes contra el virus, que ha infectado a un número récord de personas en las últimas dos semanas, e instó a los millones que hasta ahora han rechazado la oferta del Gobierno a que lo reconsideren.

“Es bastante probable que al final del invierno casi todos los alemanes se hayan vacunado, se hayan recuperado o hayan muerto”, dijo Spahn, quien añadió que la variante delta, más infecciosa, ha hecho que la situación sea más peligrosa que a principios de año.

“Es muy probable que cualquiera que no esté vacunado se infecte en los próximos meses”, añadió Spahn, de 41 años. “La inmunidad se alcanzará [por todos]. La pregunta es: ¿se logrará mediante la vacunación o la infección? Por eso aconsejamos urgentemente a todo el mundo que siga el camino de la vacunación.”

Spahn, miembro de los democristianos conservadores de Merkel, que fue derrotada en las elecciones de septiembre, dejará probablemente su cargo en las próximas semanas, una vez que tome posesión un nuevo gobierno de centro-izquierda.

Spahn, una figura controvertida por su trayectoria en zigzag durante la pandemia, se enfrentó el lunes a las críticas por no haber pedido suficientes vacunas a Biontech-Pfizer para satisfacer un reciente aumento de la demanda relacionado principalmente con los alemanes que recibieron su vacuna de refuerzo, o tercera, en las últimas semanas.

A finales de la semana pasada, Spahn había instado a los médicos a utilizar más la vacuna rival Moderna, que no es tan codiciada en Alemania como la de Biontech-Pfizer.

“Obviamente, estamos haciendo todo lo posible para aumentar las cantidades disponibles”, expresó Spahn. “No vamos a retener nada. Liberaremos para su uso todas las dosis de vacunación que tengamos.”

El gobierno alemán ha prometido no introducir un mandato de vacunación, a pesar de que la vecina Austria tomó recientemente una medida de este tipo para combatir las bajas tasas de vacunación en ese país. Sin embargo, varios líderes políticos han calificado esa promesa como un error que debería abandonarse debido a la situación de emergencia.

En muchas partes de Alemania, incluida su capital, Berlín, los mercados navideños abrieron el lunes por primera vez en dos años. Sin embargo, los estados alemanes limítrofes con Austria y la República Checa, que tienen el mayor número de casos del país, han introducido normas más estrictas, cancelando los mercados navideños, prohibiendo la entrada a restaurantes y bares a los no vacunados e imponiendo toques de queda por la noche.

Austria se convirtió el lunes en el primer país de Europa occidental en volver a imponer el bloqueo desde que se pusieron en marcha las vacunas, cerrando tiendas, bares y cafeterías no esenciales.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged in