Manifestaciones contra el cambio climático en toda Europa

Activistas climáticos divididos sobre si la COP26 debería celebrarse vía online

El gobierno insiste en que la cumbre retrasada seguirá adelante, de manera presencial

Emily Atkinson@emily_yilena
viernes 02 abril 2021 21:48
Read in English

Los activistas unidos por la urgente necesidad de abordar la crisis climática antes de que sea demasiado tarde están divididos sobre si la COP26 debería seguir, aunque eso signifique que el evento se celebre vía online.

La cumbre ya retrasada, que se celebrará en Escocia en otoño, puede que tenga que posponerse un año más, según los informes.

El gobierno insiste en que tiene previsto que la conferencia se lleve a cabo de manera presencial. Un portavoz dijo el miércoles: “No buscamos posponer la cumbre. Estamos trabajando sobre la base de que COP26 se llevará a cabo de manera presencial este noviembre, mientras monitoreamos de cerca la situación de COVID-19".

Las ya atrasadas conversaciones de la COP26 serán un momento clave para poner al mundo en camino de limitar el calentamiento global a 1,5 ° C por encima de los niveles preindustriales para finales de siglo, que es el objetivo al que se aspira el Acuerdo de París.

Para algunos, la fecha es más importante que el formato.

Jonathan Bartley, colíder del Partido Verde, dijo: “El gobierno todavía no parece haber comprendido el significado de la frase ‘emergencia climática’. Ya lo hemos dejado 30 años demasiado tarde para emprender una acción global urgente y no podemos permitir que la vital COP26 de las Naciones Unidas se vuelva a retrasar.

"Apreciamos lo importantes que son las reuniones cara a cara durante las negociaciones, pero lo que es absolutamente esencial es que dejemos de retrasar estas conversaciones vitales y comencemos el proceso para garantizar que las emisiones globales se reduzcan lo más rápido posible".

El gobierno, dijo, debe hacer todo lo posible ahora para asegurar que las conversaciones puedan seguir adelante, "incluso si eso significa un número limitado de reuniones personales, con buena ventilación y distanciamiento social, combinado con reuniones en línea".

Leer más: Estados Unidos vuelve oficialmente al Acuerdo de París

El gobierno está trabajando sobre la base de las conversaciones de Glasgow que se llevan a cabo en persona, bajo la autoridad de un estricto régimen de pruebas de COVID-19 y con una política de vacunación obligatoria para los delegados.

Un portavoz del gobierno dijo a The Independent: "El equipo de la cumbre está trabajando en estrecha colaboración con todos los socios y explorando lo que podrían significar los diferentes escenarios para la COP26 y cómo planeamos para eso, mientras priorizamos la salud de los participantes y la comunidad local".

Según la NASA, 2020 empató con 2016 por ser el año más cálido registrado. La temperatura promedio global del año fue 1.02 ° C más cálida que el nivel preindustrial de referencia.

Para avanzar con los ambiciosos objetivos delineados en el Acuerdo de París, COP26 debe seguir adelante este año, ya sea presencial o en línea, dice Mark Watts, director ejecutivo de C40 Cities, una organización que representa a 97 ciudades de todo el mundo.

Dijo: “Ya estamos retrasados en el cronograma, las emisiones globales debían alcanzar su punto máximo el año pasado, pero aún están en aumento. Se requiere la cooperación internacional en la mayor escala posible para limitar el calentamiento global a 1,5 ° C. No actuar tendrá consecuencias verdaderamente devastadoras para la humanidad.

"La COP26 es necesaria para garantizar que los gobiernos nacionales establezcan en detalle cómo van a alcanzar estos objetivos y trabajarán juntos para garantizar que todo el mundo se centre en lograr una recuperación ecológica y justa de la pandemia de COVID-19 para evitar la crisis climática".

Pero a algunos les preocupa que la brecha digital entre países desarrollados y subdesarrollados pueda obstaculizar los resultados de las conversaciones si se llevan a cabo de manera virtual.

Rachel Kennerley, activista climática de Friends of the Earth, dice: “Las conversaciones sobre el clima de la ONU deben ser totalmente inclusivas, con igualdad de acceso para todas las naciones y la sociedad civil.

“La participación en línea ya ha resultado difícil para los participantes de los países más pobres del mundo, que han sido marginados, y las negociaciones digitales carecerían de transparencia.

"Es por eso que, aunque una demora no es deseable dada la emergencia climática que las conversaciones deben abordar, posponer es la peor opción en comparación con excluir a sabiendas las voces que más necesitan ser escuchadas".

Para algunos en Extinction Rebellion, que han organizado protestas en todo el mundo esta semana contra el financiamiento de combustibles fósiles por parte de los bancos, toda la premisa de COP26 es defectuosa.

Nuala Lam, miembro de XR, dice: “Con COP26, la pista está en el nombre. Es el número 26 y no ha cambiado la trayectoria mortal en la que estamos después de 25 años de estos encuentros.

“Obviamente, algo debe cambiar: la comunidad global que se une para resolver esto tiene que suceder, pero no confiamos mucho en el proceso de COP porque, hasta ahora, ha fallado”.