Brasil: miles de personas protestan en contra del presidente Jair Bolsonaro

Petrobras de Brasil convoca a reunión para elegir aliado de Bolsonaro

El directorio de Petrobras votó el martes para convocar una asamblea general extraordinaria a fin de elegir a Silva e Luna como miembro del directorio en reemplazo de Roberto Castello Branco

Via AP news wire
miércoles 24 febrero 2021 01:39
Read in English

Los miembros de la junta del gigante petrolero brasileño Petrobras allanaron el martes el camino para la aprobación de un general retirado sin experiencia en la industria para tomar el mando de la empresa controlada por el estado, lo que generó temores de una intromisión del gobierno en los precios.

El presidente Jair Bolsonaro anunció la semana pasada que el exministro de Defensa Joaquim Silva e Luna se haría cargo de la firma, buscando apelar a los camioneros que han amenazado con hacer huelga por los recientes aumentos en los precios del combustible y cuyas huelgas de 2018 paralizaron al país.

Siguiendo el procedimiento estándar, el directorio de Petrobras votó el martes para convocar una asamblea general extraordinaria a fin de elegir a Silva e Luna como miembro del directorio en reemplazo de Roberto Castello Branco, informó la empresa en un comunicado. Una vez elegido, Silva e Luna puede ser nombrado director ejecutivo.

Los analistas dijeron que la nominación señaló a los inversionistas que los intereses políticos tendrían prioridad sobre la salud financiera de una de las empresas más emblemáticas de Brasil, y las acciones de Petrobras fueron golpeadas. También avivó el temor del mercado de que la agenda económica de libre mercado de su administración, que incluye ambiciosos planes de privatización, pudiera verse comprometida, al menos hasta después de su campaña de reelección de 2022.

“Si él (Bolsonaro) lo hubiera abordado de otra manera, habría sido un camino más natural. La forma en que Bolsonaro usó su poder (...) generó cierta tensión en el mercado”, dijo Lucas de Aragão, socio de la consultora política Arko Advice, con sede en Brasilia. "Es una cuestión de expectativas rotas".

Petrobras, empresa envuelta en la identidad nacional, es también un importante patrocinador de eventos artísticos y culturales en Brasil. Es uno de los principales actores que explotan las reservas de petróleo del pre-sal en alta mar, que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en 2008 denominó el "pasaporte hacia el futuro" de Brasil.

Durante el fin de semana, mientras las acciones de Petrobras caían un 20%, Bolsonaro advirtió que vendrían más. “Vamos a meter el dedo en el sector eléctrico, que es otro problema”, dijo.

Durante su administración, que terminó con un juicio político, la presidenta Dilma Rousseff suprimió artificialmente los precios de los combustibles y la energía. Cuando eso finalmente se deshizo en 2015, la inflación se disparó, lo que contribuyó a una caída en su popularidad.

En la campaña electoral de 2018, Bolsonaro habló abiertamente de su desinterés en la política económica y remitió todas las preguntas a Paulo Guedes, un economista de libre mercado formado en la Universidad de Chicago, a quien seleccionó como su ministro de Economía.

El actual director ejecutivo de Petrobras, Castello Branco, estudió en la misma universidad y Guedes lo eligió para dirigir la empresa. En los últimos años, los ejecutivos han estado trabajando para reestructurar la empresa a través de la venta de activos no estratégicos, utilizando los ingresos para saldar deudas y realizar inversiones. El mandato de Castello Branco finaliza a finales de marzo.

La decisión de Bolsonaro “muestra un debilitamiento del ministro de Economía y su influencia sobre el presidente”, dijo Gilberto Braga, profesor de finanzas de la Universidad Ibmec en Río de Janeiro. "De alguna manera, el mercado lo está tomando como dado que este es el fin de la economía liberal".

Incluso existe la preocupación de que Guedes pueda renunciar, dijeron algunos analistas, y que otro general o alguien alineado con los instintos intervencionistas de Bolsonaro pueda ocupar su lugar. “Eso, desde el punto de vista del mercado, sería desastroso”, agregó Braga.

Aragão dijo que Bolsonaro eligió en Luna a alguien en quien podía confiar. Pero es posible que Luna no pueda evitar los reajustes del precio del combustible por su cuenta, dijo.

“Debemos recordar que Petrobras tiene un directorio, que es responsable de muchas de las decisiones clave, incluido el precio”.