Grupo armado asalta un banco de Brasil al estilo de una película

Cerca de 30 ladrones dieron el golpe en la ciudad de Criciúma y dejaron una parte del botín en las calles para las personas

Sam Hancock
martes 01 diciembre 2020 21:32
<p>Una persona catalogó el asalto como una “escena salida de una película”</p>

Una persona catalogó el asalto como una “escena salida de una película”

Read in English

Unos 30 ladrones de bancos armados con "bazucas" se apoderaron de una ciudad en el sur de Brasil, incendiaron automóviles, iniciaron tiroteos con la policía y finalmente dejaron dinero esparcido por las calles para alentar a los residentes a correr hacia la carretera, lo que les permitió escapar.

La pandilla, compuesta por 30 hombres enmascarados, que se cree dividida en 10 autos, llegó a la ciudad de Criciúma, en el estado de Santa Catarina, poco antes de la medianoche del lunes, con el objetivo de robar una serie de bancos, incluido el Banco do Brasil.

Después de enterarse del ataque, Clésio Salvaro, alcalde de la ciudad, lanzó un video en Twitter a la ciudad, hogar de poco más de 150,000 personas, en el que advirtió a los residentes que se quedaran en casa y que su ciudad estaba "sitiada".

“En este momento la ciudad permanece sitiada. Este es un ataque de grandes proporciones, [con] criminales muy bien entrenados”, dijo, antes de agregar: “Entonces, ahora mismo, el alcalde de Criciúma les pide que se queden en sus casas, no salgan. Cuídate y resguárdate en tu casa... Diles a tus familiares y amigos que nadie debe salir de sus casas. Dejemos que la policía haga su trabajo".

Según medios locales, los disparos comenzaron a la medianoche y la policía militar informó rápidamente que se había encendido un fuego en un túnel que conduce al centro de la ciudad. Los funcionarios creen que esta fue una de las muchas estratagemas de la pandilla para mantener a raya a la mayor cantidad posible de policías.

Videos, filmados por los residentes y subidos a las redes sociales, mostraron a hombres encapuchados y armados vestidos de negro caminando por las calles con al menos seis lugareños retenidos como rehenes.

Los medios locales informan que los rehenes fueron utilizados como "escudos humanos" en un momento, después de que la pandilla obligara a seis civiles a sentarse en el medio de la carretera e impedir que los coches de la policía pudieran llegar al banco. Se cree que solo dos personas resultaron heridas en el fuego cruzado entre los delincuentes y la policía: un guardia de seguridad y un oficial de policía.

En un clip, se puede escuchar a una mujer sollozar mientras se escucha lo que suena como una explosión que se desencadena en la distancia. “Por el amor de Dios”, se le puede escuchar decir. Más tarde se reveló que la pandilla usó explosivos para volar al menos un banco que asaltaron.

“No tengo idea de dónde son, pero eran profesionales. Nunca en la historia de esta ciudad habíamos experimentado algo como esto”, dijo Salvaro, alcalde, sobre la pandilla después.

Más videos mostraron el convoy de autos, que se cree que eran los ladrones, saliendo de la ciudad con mucha calma después del ataque, además de clips que mostraban carreteras cubiertas de dinero que algunos creen que los ladrones plantaron como medio para que los residentes salieran a las calles y disuadir a la policía de abrir fuego de nuevo.

Se vio a los lugareños corriendo para recoger el efectivo que pudieran encontrar. Un hombre, Zel Florizel, publicó un video en Twitter en el que se ve a personas recogiendo frenéticamente los billetes que dejó la pandilla.

“La gente toma dinero esparcido por el suelo después de un mega robo en la ciudad de Criciúma-Brasil”, escribió Florizel. A pesar de la tragedia, dijo: "La Navidad será mejor para muchas personas necesitadas".

También reveló que “la pandilla [parecía] especializada y estaba armada con bazuca”.

Desde entonces, la policía ha dicho que cuatro residentes fueron arrestados después de que recogieron más de 800,000 reales (150,300 dólares) en las calles.

El Banco do Brasi, el principal objetivo del grupo, aún debe confirmar cuánto dinero robaron los ladrones.

Samira Bueno, directora ejecutiva del Foro Brasileño de Seguridad Pública, dijo a los reporteros que este fue uno de una serie de ataques meticulosamente planeados contra bancos en los últimos años que parecen haber sido sacados de "la escena de una película".

Se cree que la pandilla apuntó intencionalmente a una ciudad más pequeña, en la que los funcionarios no estarían preparados para enfrentarse a un número tan grande de atacantes.

Bueno dijo que era “curioso ver cuán poco preparadas estaban las fuerzas de seguridad para lidiar con este incidente”.

“Claramente fue el trabajo de un grupo que está altamente organizado y especializado”, dijo a The New York Times.

“Los criminales claramente planearon, prepararon e invirtieron de antemano”, dijo Anselmo Cruz, un supervisor de policía, a los medios locales el martes. “Esto apunta a un grupo que vino de afuera. No tenemos criminales con este perfil en Santa Catarina”.

Actualmente no hay informes de que ninguno de los ladrones haya sido detenido, aunque se dice que investigadores de varias partes de Brasil han unido fuerzas para localizar y atrapar a los pistoleros.