Biden desafía a Putin en materia de derechos humanos, democracia y ciberataques en la cumbre de Ginebra

Biden argumenta que la imagen de Rusia está en juego por cuestiones como Navalny y la intromisión electoral

John Bowden
miércoles 16 junio 2021 20:38
“Mi agenda no es en contra de Rusia”: Biden tras su encuentro con Putin
Read in English

El presidente Joe Biden dijo el miércoles que durante su cumbre en Ginebra desafió al presidente de Rusia, Vladimir Putin, en materia de derechos humanos, incluida la detención de Alexei Navalny, así como la ciberdelincuencia cometida por actores con sede en Rusia.

En una rueda de prensa posterior a la cumbre, Biden abogó por una relación “estable y predecible” entre las dos superpotencias de la Guerra Fría, al tiempo que advirtió de que la violación de las normas internacionales tendría consecuencias.

“Dejé claro al Presidente Putin que seguiremos planteando casos de derechos humanos fundamentales, porque eso es lo que somos”, dijo Biden el miércoles.

El presidente subrayó en varias ocasiones, durante sus declaraciones preparadas y las posteriores a las preguntas de los periodistas, que no amenazó a Putin con respuestas específicas de Estados Unidos a cuestiones como la injerencia en las elecciones estadounidenses o los ataques de ransomware contra objetivos públicos y privados de Estados Unidos, pero dijo que había dejado claro qué acciones no podía tolerar Estados Unidos.

Biden añadió que su administración, sin embargo, seguiría planteando las denuncias de abusos de los derechos humanos en Rusia, lo que caracterizó como un valor fundamental de Estados Unidos. Biden afirmó que las acciones que incluyen la interferencia electoral dañan la imagen de Rusia en todo el mundo.

“¿Qué pasaría si nosotros realizáramos las actividades que él ha realizado? Disminuye el prestigio de un país que intenta desesperadamente mantener su posición como potencia mundial”, dijo Biden.

Leer más: Conversaciones entre Joe Biden y Vladimir Putin comienzan en la Cumbre de Ginebra

Cuando se le preguntó específicamente por la posible muerte de Alexei Navalny, figura de la oposición rusa que ha permanecido en prisión durante meses tras sobrevivir a un intento de asesinato que Estados Unidos y otros países han atribuido a Moscú, Biden respondió que “pensaba que las consecuencias de eso serían devastadoras para Rusia”.

“Le dije al presidente Putin que mi agenda no es contra Rusia ni contra nadie. Es para el pueblo estadounidense”, aseguró Biden en sus declaraciones.

“Así que los derechos humanos siempre van a estar sobre la mesa, le dije. No se trata de perseguir a Rusia cuando viola los derechos humanos, es simplemente lo que somos”, continuó.

La rueda de prensa se celebró minutos después de que Putin diera su propia conferencia de prensa tras la reunión de dos horas, en la que el líder ruso calificó la cumbre de exitosa.

Según Putin, ambos países reanudarán sus relaciones diplomáticas con normalidad y su personal diplomático volverá a las embajadas.

A pesar de que calificó la cumbre de “constructiva”, Putin argumentó que “todo lo que tiene que ver con el deterioro de nuestras relaciones mutuas no lo iniciamos nosotros, sino Estados Unidos”, y respondió a la defensiva a las preguntas sobre el trato dado a Navalny y a otros opositores políticos suyos.

La cumbre de dos horas celebrada el miércoles siguió a la asistencia de Biden al G7 en Cornualles durante el fin de semana, así como a la cumbre de la OTAN a principios de esta semana.