COVID: Australia registra su primer caso local en 15 días

Una doctora en la ciudad de Brisbane dio positivo por coronavirus tras tratar a dos pacientes que habían regresado al país

Bethany Dawson
sábado 13 marzo 2021 15:33

Australia y Nueva Zelanda reciben las primeras dosis de las vacunas

Read in English

Se ha registrado el primer caso local de COVID-19 en dos semanas en Australia.

Una médica en Brisbane, Queensland, dio positivo por coronavirus, con restricciones ordenadas en los hospitales locales.

La premier del estado de Queensland, Annastacia Palaszczuk, aseguró que la semana pasada, la doctora trató a dos pacientes que habían regresado recientemente a Australia y habían dado positivo por la variante del Reino Unido.

"Sabemos que esta doctora, que evaluó a estos dos pacientes positivos por COVID, estaba en el hospital en ese momento. Ahora, desarrolló síntomas", dijo Palaszczuk a los periodistas en la capital del estado, Brisbane. Fue la primera infección local de Australia desde el 24 de febrero.

Mientras las autoridades trabajan para determinar la magnitud del brote, todos los hospitales de Brisbane estarán cerrados a los visitantes.

Un caso local, el primero en quince días, se define como un caso en el que la fuente de la infección y la nueva infección se encuentran en la misma localidad.

Actualmente, hay un promedio de solo 12 casos confirmados de COVID-19 en un periodo de 30 días en Australia.

Leer más: Pingüino escapa de las orcas subiéndose a un barco lleno de turistas

Los datos del gobierno muestran actualmente que la mayoría de los contagios en Australia se adquieren como resultado de viajes al extranjero.

Australia ha reportado poco más de 29.000 infecciones por coronavirus y 909 muertes desde que comenzó la pandemia.

El total de casos del país es mucho más bajo que el de muchos otros países ricos, y el tamaño total de contagios es 146 veces menor que el total del Reino Unido, por ejemplo.

La capacidad del país para sofocar la propagación del virus se debe a firmes medidas de confinamiento, cierres de fronteras internacionales y estrictas reglas de distanciamiento social.

En la vecina Nueva Zelanda, la primera ministra Jacinda Ardern declaró el sábado que el país reabrirá sus fronteras por primera vez para permitir la entrada a los residentes de Niue, un pequeño país del Pacífico.

No tendrán que ponerse en cuarentena a su llegada a partir del 24 de marzo, agregó Arden.

"Niue no ha reportado casos de COVID-19 y sus estrictos controles fronterizos significan que podemos estar seguros de que es seguro comenzar un viaje libre de cuarentena a Nueva Zelanda desde Niue", dijo Ardern en un comunicado enviado por correo electrónico.