Hombres armados matan a 10 trabajadores de remoción de minas terrestres en Afganistán

Se atribuye el atentado a insurgentes que pusieron bombas en la carretera

Jane Dalton@JournoJane
jueves 10 junio 2021 13:02
Estados Unidos se retira de Afganistán
Read in English

Unos hombres armados abrieron fuego contra personas que estaban en un campamento en Afganistán, matando a 10 trabajadores de remoción de minas.

Las víctimas eran personal de una organización humanitaria, Halo Trust, que dijo que el ataque era “realmente horrible”.

Funcionarios afganos culparon de los asesinatos a los insurgentes talibanes.

“Los talibanes los metieron en una habitación y abrieron fuego contra ellos”, dijo el portavoz de la policía provincial, Jawed Basharat.

Pero Halo Trust no atribuyó la culpa, diciendo sólo que un “grupo armado desconocido” lo llevó a cabo.

Los insurgentes, que luchan por derrocar al gobierno afgano respaldado por el extranjero, negaron estar implicados en el ataque al campamento de la provincia septentrional de Baghlan, donde los combates han sido intensos en las últimas semanas.

Leer más: Los talibanes dicen que Estados Unidos libró ‘una guerra sin sentido’ mientras las tropas estadounidenses comienzan la retirada

Las Naciones Unidas pidieron una investigación completa para “garantizar que los responsables de este horrendo ataque rindan cuentas y sean llevados ante la justicia”, dijo el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric.

Halo Trust, la mayor organización de desminado en Afganistán, dijo que los hombres armados mataron a 10 de sus empleados locales e hirieron a 16.

James Cowan, de la fundación, señaló que los atacantes iban de cama en cama asesinando al personal.

“Este es el incidente más grave que ha sufrido la organización desde que se creó en Afganistán en 1988”, dijo.

Rindiendo homenaje a los muertos, sostuvo: “Cada uno de ellos era miembro de una familia: era un padre, un hermano o un hijo, y el hueco que han dejado es enorme.

“Lo que ocurrió fue realmente horrible”.

Los 2,500 miembros del personal de la fundación en el país, todos afganos, arriesgan sus vidas en la retirada de minas terrestres cada día, dijo.

Tras décadas de conflicto, Afganistán está sembrado de minas y artefactos sin explotar, y las agencias han trabajado para limpiarlos en los años transcurridos desde que los talibanes fueron expulsados en 2001.

Un funcionario de la zona informó que la mayoría de los trabajadores supervivientes huyeron a pueblos cercanos tras el ataque.

Un portavoz de los talibanes negó su implicación en los asesinatos. Pero un alto funcionario del gobierno en la capital, Kabul, lo desmintió, diciendo: “Esto fue claramente una ejecución por parte de los talibanes”.

Los talibanes atacan a menudo a los trabajadores de desminado porque, según los funcionarios del gobierno, los trabajadores suelen ayudar a desactivar las bombas de carretera que los insurgentes han colocado.

La violencia ha aumentado en todo Afganistán desde que Estados Unidos anunció en abril sus planes de retirar todas sus tropas para el 11 de septiembre.

Los talibanes luchan contra las tropas gubernamentales en 26 de las 34 provincias.

Cowan prometió que Halo Trust permanecería en el país.

Informes adicionales de Reuters