Niegan permiso para aterrizar en Kabul a un segundo grupo de legisladores estadounidenses

Todavía no está claro qué miembros del Congreso formaban parte de la delegación

Gustaf Kilander
viernes 27 agosto 2021 23:24
Aumenta hasta casi un centenar el balance de víctimas de Kabul

A un avión que se cree que transportaba a legisladores estadounidenses se le negó el permiso para aterrizar en Kabul.

El avión pudo ser visto en sitios web de tráfico aéreo de código abierto mientras volaba sobre Turkmenistán, pero el destino final y la ruta del avión no estaban claros, informó CNN.

El avión, procedente de Atenas (Grecia), fue visto por última vez sobre Bakú (Azerbaiyán).

Todavía no está claro qué miembros del Congreso formaban parte de la delegación.

El representante demócrata Seth Moulton, de Massachusetts, y el republicano Peter Meijer, de Michigan, visitaron el martes el aeródromo de Kabul “para supervisar la misión de evacuación de los estadounidenses y nuestros aliados”.

El viaje fue criticado por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que dijo: “No queremos que nadie piense que ha sido una buena idea. Hay una verdadera preocupación por la presencia de miembros en la región”.

Miles de personas siguen tratando de salir de Afganistán, ya que el jueves se produjeron dos explosiones en Kabul: una a las puertas del aeropuerto, que causó víctimas tanto afganas como estadounidenses, y otra en un hotel cercano que ha servido de base a los británicos.

Tras defender en un primer momento que EE.UU. debería ampliar el plazo de retirada de las tropas hasta el 31 de agosto, el viaje hizo cambiar de opinión a Moulton y Meijer, ambos veteranos de la guerra de Irak, que han criticado al presidente Joe Biden por la aceleración de la retirada.

Leer más: Pentágono dice que la visita sorpresa de los congresistas a Kabul “restó tiempo” a los esfuerzos de evacuación

“Casi todos los veteranos del Congreso quieren ampliar el plazo del 31 de agosto, incluidos nosotros, y nuestra opinión al respecto cambió sobre el terreno porque empezamos las evacuaciones muy tarde”, indicó Moulton a The New York Times. “No hay manera de que podamos sacar a todo el mundo, ni siquiera para el 11 de septiembre. Así que tenemos que tener una relación de trabajo con los talibanes después de nuestra salida. Y la única manera de conseguirlo es marcharse antes del 31 de agosto”.

“Es totalmente extraño y desconcertante que estemos en esta posición. Pasar de tener a los talibanes como un adversario al que queremos matar, a depender de ellos para la seguridad, la coordinación para que las cosas funcionen sin problemas”, comentó Meijer al periódico. “Es una situación complicada, imposible de entender si no se está sobre el terreno y, sin embargo, fundamental para salvar la vida de decenas de miles de personas”.

“Hay incansables funcionarios diplomáticos allí que han estado trabajando sin descanso para eliminar los retrasos, para trabajar en los permisos necesarios para aterrizar con el fin de asegurarse de que todo esto se desarrolle sin problemas”, añadió.

Moulton aseguró que “una de las cosas críticas que aprendimos de nuestra visita es que el grupo de trabajo que prioriza a todos los solicitantes [de visados especiales para inmigrantes] está desbordado por las peticiones de los miembros del Congreso. Nunca nos lo habían comunicado, pero es algo que ahora estamos comunicando a nuestros colegas”.