Retiran cargos de delito grave a vagabundo que no pagó precio completo de botella de Mountain Dew

Joseph Sobolewski, de 38 años, había sido acusado de robo por delito grave después de pagar 43 centavos de dólar por una botella de Mountain Dew.

Nathan Place
jueves 28 octubre 2021 17:37
Walgreens closing more San Francisco locations over rampant retail theft
Read in English

Los fiscales han decidido que un cargo de delito grave por una botella de Mountain Dew que se supone fue robada sería un poco extremo.

Joseph Sobolewski, de 38 años, fue arrestado en agosto después de que pagó US$2 por el refresco verde en una gasolinera en Duncannon, Pensilvania, y se marchó. La botella en realidad costaba US$2,43.

Sobolewski dice que había visto un letrero afuera de la tienda que anunciaba botellas Mountain Dew de 20 oz a dos por US$3, por lo que pensó que el precio de una era de US$1,50. Pero la tienda llamó a la policía, quien lo arrestó y procesó.

Esta fue la tercera vez que Sobolewski, queien no tiene hogar, fue acusado de robo. Y bajo la ley de “tres strikes” de Pensilvania, un tercer cargo de robo debe ser tratado como un delito grave. Sobolewski fue encarcelado durante siete días con una fianza de US$50.000 en efectivo y se enfrentó a hasta siete años de prisión, todo por una botella de Mountain Dew.

La historia se volvió viral, y las fuentes de noticias en Estados Unidos dieron cobertura al delito de 43 centavos.

Luego, a principios de este mes, los fiscales retiraron silenciosamente el cargo. Según PennLive, la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Perry desestimó el cargo de robo por delito grave y redujo otro cargo a un delito sumario.

Sobolewski dice que su abogado le contó sobre la rebaja el lunes.

"Es una gran noticia", dijo a PennLive. "Siento que me trataron de manera desigual porque tenía antecedentes".

Algunas autoridades locales creen que el cargo no debería haberse presentado en primer lugar.

Brandon Flood, secretario de la Junta de Indultos de Pensilvania, calificó el caso de "un total y absoluto desperdicio de recursos".

“Esto es literalmente una cuestión de centavos, lo que resulta en no solo criminalizar a un individuo sino también en costarle dinero a los contribuyentes para albergarlo”, dijo Flood al Washington Post. “Todavía estamos lidiando con una pandemia mundial y tenemos que ser mejores administradores fiscales en todos los ámbitos, y esta es la antítesis total de eso. No deberíamos de ver este tipo de casos".

The Independent se ha puesto en contacto con la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Perry para obtener comentarios.