¿Qué pasará con el monumento a George Floyd y todos los demás hombres negros asesinados por la policía de Minneapolis?

Por cada George Floyd hay innumerables asesinatos que reciben una publicidad mínima, escribe Andrew Buncombe en Minneapolis.

domingo 09 mayo 2021 18:53
Derek Chauvin es declarado culpable por el asesinato de George Floyd
Read in English

Viene gente. Todos y cada día.

Muchos traen flores o una tarjeta, algunas palabras que han anotado. Otros simplemente caminan en silencio a través de la intersección, deteniéndose para tomar una fotografía del impresionante mural o del monumento en forma de puño. Son pocos los que se van de aquí indiferentes.

Sin embargo, mientras la ciudad de Minneapolis toma un respiro después de la condena de Derek Chauvin, el policía que asesinó a George Floyd con su rodilla hace un año, y reflexiona sobre tres posibles juicios más, existe incertidumbre sobre lo que sucederá no solo con las flores y oraciones escritas a mano, sino a lo que se conoce como George Floyd Square.

La intersección de 38th Street y Chicago Avenue en el vecindario de Powderhorn Park ha estado cerrada a los vehículos y solo se ha vigilado ligeramente desde el asesinato de Floyd el 25 de mayo del año pasado, con miembros de la comunidad y activistas que levantaron barricadas y asumieron la supervisión. Hay comida a la parrilla para comprar, discursos para escuchar e incluso una sección de baños portátiles ubicada en el borde de una estación de combustible, dañada en las protestas después de su muerte y aún por reabrir.

Los activistas dicen que no abandonarán lo que consideran una protesta activa hasta que se cumplan dos docenas de demandas, muchas de ellas relacionadas con la reforma de la justicia penal. En la parte superior de la lista se encuentra un llamado para expulsar a Mike Freeman, el fiscal de distrito del condado de Hennepin, que incluye gran parte de Minneapolis, y quien ha sido acusado durante mucho tiempo de no tomar medidas contra los agentes de policía acusados de matar a personas de color. Niega tales afirmaciones.

El alcalde de la ciudad, Jacob Frey, y la jefa de policía, Medaria Arradondo, quieren reabrir la intersección al tráfico, alegando que empresas y residentes se han quejado de delitos que se han producido en las calles en los últimos 12 meses.

"También es cierto que los vecinos que rodean esa intersección han sido sometidos a demasiados delitos y violencia en los últimos siete u ocho meses", dijo Frey en una conferencia de prensa el mes pasado, el día en que Chauvin fue declarado culpable de asesinato no intencional en segundo grado, homicidio en tercer grado y homicidio en segundo grado”.

"Habrá una reapertura de la intersección, pero no es un regreso a la normalidad".

Trágicamente, el debate que está teniendo lugar sobre lo que debería suceder en George Floyd Square resuena en muchos otros lugares de la ciudad. Menos de dos semanas antes de que el jurado del juicio de Chauvin diera su veredicto, otro afroamericano desarmado, Daunte Wright, fue asesinado a tiros por la policía desde el Brooklyn Center, a 10 millas al norte. Un monumento ha crecido rápidamente allí, un lugar tanto para el recuerdo como para las manifestaciones de ira por el hecho de que tales incidentes son tan comunes.

En otras partes de las Ciudades Gemelas, hay otros monumentos más pequeños, algunos envejecidos por la lluvia, la nieve y el sol, para personas cuyas muertes a manos de varias fuerzas policiales de Minnesota pueden no haber atraído la atención mundial, pero sin embargo destrozaron familias y comunidades: Jamar Clark, Philando Castile, Justin Teigen. ¿Qué será de ellos, no solo en los años inmediatos, cuando sean atendidos y mantenidos por miembros de la familia todavía en carne viva por la pérdida, sino en el futuro?

¿Están destinados a convertirse en hitos en la lucha por la justicia racial, similar al letrero en Montgomery, Alabama, que celebra el lugar donde Rosa Parks fue arrestada en 1955 después de negarse a ceder asiento en un autobús de la ciudad y desencadenó la manifestación de boicot de autobuses del Rev Martin Luther King?

Leer más: Reforma policial: Inician conversaciones bipartidistas mientras Biden quiere un proyecto de ley por aniversario del asesinato de George Floyd

En George Floyd Square, tanta gente de todo el mundo deja flores u otras fichas, que los voluntarios han decidido albergarlas en la galería Chicago Fire Arts, junto con el George Floyd Global Memorial, establecido en los días posteriores a su asesinato.

“Este es un espacio activo, una actividad de protesta”, dice la voluntaria Jenny Jones, quien dice que han reunido más de 2.500 artículos que dejaron las personas. “Todo está salvado. No se tira nada".

Además de las cartas al propio Floyd y a su familia, dice, la gente dejará oraciones por las personas que han perdido en sus propias vidas. "Una de las cosas de este monumento es que en realidad es una expresión pública de dolor".

En Brooklyn Center, hay al menos tres monumentos cerca del cruce de 63rd Ave y Katherine Drive. Uno marca el lugar donde Daunte Wright fue detenido en una parada de tráfico, y luego un oficial de policía le disparó después de huir y regresar a su automóvil, el oficial supuestamente confundió su Taser con su pistola. Un segundo indica el punto, a 100 yardas de distancia, donde su Buick LaCrosse 2011 blanco continuó y luego chocó contra otro vehículo, y donde sería declarado muerto.

Varios días después de la muerte de Wright, The Independent observó cómo la gente marcaba con flores un tercer lugar, donde su cuerpo yacía en la acera opuesta aparentemente después de haber sido colocado allí por la policía. El monumento se instaló después de que un hombre que presentaba sus respetos, que se identificó como nativo americano, dijera que los indígenas creían que el espíritu permanecía durante cuatro días en el lugar donde había muerto una persona. Después de marcar el lugar con flores, el hombre encendió salvia.

El muro de hormigón en el que se detuvo el coche del joven está en el fondo del jardín de Shianne Williams. La mujer de 31 años no estaba en casa cuando sucedió, pero dice que esperaba que el monumento ahora fuera permanente. ¿Cómo se siente al ser una de sus curadoras de facto?

“Lo honraré. Creo que todo el mundo lo hace”, dice. "Es parte de mi casa ahora".

Jamar Clark fue asesinado a tiros en Plymouth Ave N en Minneapolis en las primeras horas del 15 de noviembre de 2015, después de que la policía fuera llamada a una disputa doméstica.

La policía afirmó que el joven de 24 años recibió un disparo después de que intentó agarrar el arma de un oficial, algo que su familia y varios testigos cuestionaron, quienes dijeron que vieron al joven esposado y acostado boca abajo cuando lo mataron. Mike Freeman del condado de Hennepin se negó a presentar cargos contra dos oficiales involucrados en el arresto. El Departamento de Justicia de Estados Unidos también se pronunció contra los cargos, diciendo que encontró "pruebas insuficientes" para las acusaciones penales de derechos civiles.

En respuesta, los manifestantes rodearon el cuarto recinto del Departamento de Policía de Minneapolis durante 18 días. En 2019, la ciudad pagó solo $200,000 (£ 143,000) para resolver un reclamo de su familia, una fracción que pagó a la familia de George Floyd.

Lisa Hoskins estaba en su casa cercana la noche en que mataron al joven, y ella y su pareja miraron fuera de su apartamento para ver qué estaba pasando. El hombre de 37 años, que tiene una hija adolescente, dice que algunos policías prestaron poca atención a cómo actuaron.

“Creo que a algunos de ellos no les importa la vida de otras personas”, dice. "Hay algunos buenos, pero también algunos malos, y no sabes quién es bueno".

Toshira Garraway encabeza un grupo llamado Familias que apoyan a las familias contra la violencia policial, que busca llamar la atención sobre las víctimas de bajo perfil de la violencia policial en el estado.

Ella dice que Justin Teigen, su prometido y padre de un hijo que ahora tiene 15 años, fue asesinado por la policía en 2009 en la ciudad de St Paul, y su cuerpo arrojado a un contenedor de basura. Ella dijo que nunca se tomó ninguna medida. El departamento de policía de la ciudad siempre ha negado que estuviera involucrado. El portavoz de la policía de St Paul, Steve Linders, dijo a los medios de comunicación este año que Teigen murió mientras huía de los oficiales.

El periódico Star Tribune tiene una base de datos de todos los asesinatos involucrados por la policía en Minnesota desde 2000. El total asciende a 207, con el 43% de las víctimas de personas de color, aunque constituyen solo el 18% de la población.

Garraway dice que hay "cientos de casos" que la policía quiere esconder debajo de la alfombra. Ella dice que varios activistas solo quieren involucrarse en los casos de más alto perfil para asegurar la publicidad.

“No les importa el resto de estas familias”, dice, y agrega que es necesario realizar una investigación independiente.

En George Floyd Square hay un intenso debate no solo sobre lo que debería suceder con el monumento, sino también sobre quién debería tomar la decisión.

El Star Tribune informó que una encuesta de residentes y dueños de negocios encontró que el 41% quería mantener la escultura del puño en alto, creada por Jordan Powell Karis, en el centro de una rotonda. Mientras tanto, el 40% respaldó trasladarlo a la esquina noreste de 38th y Chicago, donde Floyd perdió la vida.

El propietario de un negocio, Sam Willis Jr, de Just Turkey, dijo a CBS News que apoyaba la reapertura de la carretera y dijo: "Ha sido una presión económica para nuestros negocios". Al mismo tiempo, si bien la encuesta se envió a 4.000 hogares y comercios, solo se devolvieron 700.

Otra voz de alto perfil a favor de mover el monumento y permitir que el tráfico vuelva a abrir son los cuatro hermanos propietarios de Cup Foods. Fue un empleado de la tienda de 18 años, Christopher Martin, quien llamó a la policía después de que Floyd supuestamente intentó usar un billete de $20 falsificado.

En el juicio de Chauvin, Martin testificó que sintió “incredulidad y culpa” por lo sucedido. "Si simplemente no hubiera aceptado el proyecto de ley, esto podría haberse evitado".

Desde el asesinato, la tienda ha recibido numerosas amenazas. Uno de los hermanos, Ahmad Abumayyaleh, le dice a The Independent que es vital que la carretera esté abierta al tráfico.

Él dice que debería haber un monumento "enorme, enorme" a Floyd, pero sugiere que existe un riesgo de seguridad al no permitir el tráfico. “Las calles tienen que estar abiertas. No abrir la carretera, no debería ser una opción”.

En un comunicado, la ciudad de Minneapolis dice que sigue "comprometida a reconectar la 38th y Chicago ahora que el ensayo de Chauvin ha concluido para mejorar la seguridad pública en el vecindario y garantizar la entrega de servicios críticos para el área inmediata, incluido el transporte público muy necesario".

Agrega: "Estamos trabajando para lograr múltiples objetivos: reabrir la intersección para apoyar las necesidades de las empresas y los residentes en dificultades, así como preservarlo como un espacio sagrado para la curación racial".

Dice que también está apoyando una iniciativa respaldada por la comunidad, el Plan de Desarrollo Estratégico 38th Street THRIVE, que buscaba continuar el "legado y herencia de una comunidad afroamericana profundamente arraigada al preservar su vitalidad económica, identidad creativa y asequibilidad".

Christina Greer es profesora de ciencias políticas en la Universidad de Fordham en Nueva York.

Ella dice que es posible que los monumentos a personas como George Floyd y Michael Brown, quien fue asesinado a tiros en Ferguson, Missouri, en 2014, se conviertan en hitos establecidos de la lucha de esta época por la justicia racial.

“Lo que es realmente triste, y lo que la gente negra ha estado diciendo durante décadas, es que por cada George Floyd, conocemos al menos a otras 10 personas que nunca llegaron a aparecer en los periódicos”, afirmó. "Así que representa a tantas personas anónimas asesinadas a manos de la policía".

Ella agregó: “Me recuerda cuando Rodney King fue golpeado y salió ese video, y había tantas comunidades negras en los Estados Unidos que decían 'Mira, te dijimos que no estábamos locos'. No mentimos cuando les contamos que la policía nos ha aterrorizado”.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged in