El tamaño del extinto tiburón megalodón era “fuera de serie”, revela un nuevo estudio

La investigación estima el tamaño máximo de las especies y revela que podría exceder los 15 metros

Harry Cockburn
lunes 05 octubre 2020 18:43
Un diente de megalodón de 6 pulgadas junto a un gran diente de tiburón blanco de dos pulgadas
Un diente de megalodón de 6 pulgadas junto a un gran diente de tiburón blanco de dos pulgadas
Read in English

Es el tiburón que hace que el gran tiburón blanco de Jaws parezca un pequeño alevín.

El gigantesco megalodón, que vivió en los océanos de todo el mundo entre hace 15 y 3,6 millones de años, era un depredador de gran tamaño y uno de los peces más grandes que jamás haya existido.

El registro fósil indica que esta especie dominó los océanos durante ese período, antes de desaparecer finalmente.

Sin que se haya encontrado nunca un esqueleto fosilizado completo, porque es poco probable que se conserven los esqueletos blandos de los peces cartilaginosos, los paleontólogos tienen que confiar en el estudio de los dientes, la parte más dura del cuerpo de cualquier tiburón.

Un nuevo estudio, que examina las medidas tomadas del mismo grupo de tiburones que el Otodus megalodon, indica que el tamaño corporal máximo que podría haber alcanzado habría sido enorme: unos 15 m de longitud, o "[un tamaño] fuera de serie en el mundo de los tiburones", según el equipo de investigación.

En comparación, los grandes tiburones blancos pueden crecer hasta más de 6 m (20 pies) de largo. Mientras tanto, la ballena azul, un mamífero, es todavía mucho más grande y alcanza los 30 m.

Los únicos otros tiburones que han podido acercarse a la escala del megalodon son algunas especies que comen plancton, como el tiburón ballena y el tiburón peregrino.

La nueva investigación arroja luz sobre cuán singularmente gigantesco era el tiburón, según Kenshu Shimada, paleobiólogo de la Universidad DePaul en Chicago y autor principal del estudio.

"Los tiburones lamniformes han representado a los principales carnívoros en los océanos desde la era de los dinosaurios, por lo que es razonable afirmar que deben haber desempeñado un papel importante en la configuración de los ecosistemas marinos que conocemos hoy", dijo el Dr. Shimada.

Se ha propuesto previamente que la sangre caliente ha llevado al gigantismo (más de 6 m, o 20 pies) en múltiples linajes lamniformes.

Pero el nuevo estudio propone una estrategia reproductiva con un comportamiento caníbal único de comer huevos entre los embriones que nacieron temprano, que tiene lugar mientras aún están dentro de la madre.

Los científicos dijeron que esto podría nutrir a los embriones nacidos temprano y ser otra posible causa de la frecuente evolución del gigantismo logrado por los tiburones lamniformes.

“Esta es una evidencia convincente del tamaño verdaderamente excepcional del megalodón”, dijo el coautor Michael Griffiths, profesor de ciencias ambientales en la Universidad William Paterson en Wayne, Nueva Jersey.

El coautor Martin Becker, también profesor de ciencias ambientales en la Universidad William Paterson, agregó, "este trabajo representa un avance crítico en nuestra comprensión de la evolución de este gigante oceánico".

__

El estudio se publicó en la revista Historical Biology .