Canadá: inicia la búsqueda de una anciana que se teme haya sido arrastrada al mar por el huracán Fiona

Reclutaron al ejército canadiense para ayudar con los esfuerzos de recuperación después de que Fiona azotó la costa este el sábado

Rachel Sharp
domingo 25 septiembre 2022 21:25

Justin Trudeau anuncia medidas de apoyo tras el paso de la tormenta Fiona por la costa

Read in English

Se inició la búsqueda para encontrar a una mujer desaparecida de 73 años que se teme que haya sido arrastrada al mar por el huracán Fiona.

La anciana fue vista por última vez dentro de su casa en Port aux Basques, Terranova, el sábado en la mañana, cuando la tormenta azotó la costa este de Canadá, según la Real Policía Montada de Canadá (RCMP).

Momentos después, una enorme ola llegó hasta su casa y arrasó parte del sótano, explicó la policía.

Desde entonces, no se ha vuelto a ver ni a saber nada de la mujer de 73 años.

Las autoridades habían recibido un informe alrededor de las 10 am del sábado de que la mujer posiblemente había sido arrastrada al mar desde su casa, pero, debido a las condiciones peligrosas en curso, no pudieron confirmar el incidente ni enviar ayuda al área en ese momento.

El domingo, los agentes comenzaron a explorar el área por aire, tierra y agua con la esperanza de encontrar a la anciana.

Hay varias agencias involucradas en la búsqueda, incluida la Guardia Costera Canadiense, los Servicios Aéreos Gubernamentales, el equipo de Búsqueda y Rescate de Barachois, el equipo de Búsqueda y Rescate de Stephenville y el Grupo de Apoyo Táctico de RCMP. Por otro lado, instaron a los residentes locales a evitar realizar sus propias búsquedas debido a los posibles peligros.

En el área más afectada en el borde del extremo suroeste de Terranova, otra mujer escapó por poco el sábado cuando su casa se derrumbó y fue arrojada a las aguas rugientes.

Rescataron a la mujer rápidamente de las aguas y la llevaron al hospital; sus heridas siguen siendo desconocidas.

Se cree que hasta una docena de casas fueron arrastradas al mar desde Port aux Basques, luego de que Fiona irrumpiera en el área el sábado.

Mientras los lugareños inspeccionan la destrucción de sus hogares y comunidades, el ejército canadiense fue reclutado para ayudar con los esfuerzos de recuperación.

Las casas cerca del mar fueron destruidas durante la tormenta tropical

La ministra de Defensa, Anita Anand, explicó que las tropas ayudarían a retirar los árboles caídos y otros escombros, restablecerían los enlaces de transporte y brindarían cualquier otro apoyo que fuera necesario.

El primer ministro Justin Trudeau, quien por la tormenta tuvo que cancelar el viaje a Japón para asistir al funeral del expresidente asesinado Shinzo Abe, mencionó en una conferencia de prensa el sábado en la noche que también aprobó una solicitud de asistencia federal de Nueva Escocia, donde Fiona tocó tierra primero.

Trudeau prometió que el gobierno canadiense “ayudaría en cada paso del camino” con los esfuerzos de recuperación y prometió que igualará todas las donaciones de la Cruz Roja para las comunidades más afectadas durante los próximos 30 días.

“El gobierno está listo para apoyar a las provincias con los recursos necesarios”, dijo.

Fiona, que pasó de ser un huracán a un poderoso ciclón postropical el viernes, tocó tierra en Nueva Escocia el sábado en la mañana antes de trazar un camino destructivo en la costa este de Canadá.

La Isla del Príncipe Eduardo, Terranova y Quebec fueron azotadas por vientos huracanados, fuertes lluvias y enormes olas, que arrastraron viviendas hacia el mar, arrancaron techos de casas y derribaron líneas eléctricas y árboles.

Más de 500.000 personas quedaron sumidas en la oscuridad luego de que Fiona afectó el suministro eléctrico el sábado en la mañana.

En Nueva Escocia, los cortes de energía afectaron a más de 415.000 residencias, lo que equivale alrededor del 80 por ciento de las personas en la provincia, según el centro de cortes de energía de la región.

A la 1 pm hora local del domingo, alrededor de 245.000 seguían sin electricidad y las autoridades advirtieron que el problema podría durar varios días.

Si bien aún no se han confirmado muertes o lesiones graves en Canadá, Fiona cobró la vida de al menos 16 personas en Puerto Rico.

Una de las víctimas fue un bebé de cuatro meses que murió porque su madre no pudo llegar a un hospital debido a que las carreteras estaban bloqueadas.

Fiona era un huracán cuando azotó a Puerto Rico, República Dominicana y Guadalupe a principios de semana.

Ahora, casi una semana después, más de la mitad de los casi 1,5 millones de residentes de Puerto Rico siguen sin electricidad.

La situación es similar a la crisis que enfrentaron los residentes hace cinco años, en la que algunas áreas tuvieron que esperar hasta un año para recuperar el suministro eléctrico después del huracán María.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in