Derretimiento de las capas de hielo podría aumentar el nivel del mar casi medio metro para 2100

Un estudio internacional determinó los escenarios optimistas y pesimistas que enfrentará la Tierra por el calentamiento global

Harry Cockburn
viernes 18 septiembre 2020 19:43
En los últimos 25 años el nivel del mar ha aumentado ocho centímetros
En los últimos 25 años el nivel del mar ha aumentado ocho centímetros
Read in English

Un estudio internacional sobre la potencial desglaciación de las dos capas de hielo más grandes del mundo ha revelado que podrían contribuir a más de 40 centímetros al aumento global del nivel del mar para 2100, con impactos catastróficos, advirtieron los científicos.

Las enormes capas de hielo que cubren la Antártida y Groenlandia contienen grandes cantidades de agua congelada que, si se liberaran en los océanos, elevarían el nivel global del mar en unos 66 metros (220 pies), pero incluso el derretimiento parcial de este hielo debido al colapso climático aumentará significativamente el nivel del mar.

Un equipo de más de 60 científicos de 36 instituciones de todo el mundo proyectó los cambios de las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida entre 2015 y 2100 bajo las condiciones de calentamiento global predichas por la última generación de modelos climáticos.

El equipo utilizó catorce modelos diferentes para estimar los cambios en la capa de hielo bajo dos vías diferentes de emisiones de gases de efecto invernadero: un escenario pesimista, donde no hay cambios en las tendencias actuales, lo que lleva a un rápido aumento de las emisiones; y un escenario optimista, donde se toman medidas integrales para reducir las emisiones.

El objetivo de la investigación era estimar cuánto contribuiría la pérdida de masa de las capas de hielo al aumento del nivel medio del mar más allá de lo que ya se ha puesto en marcha.

El estudio encontró que para el 2100, la capa de hielo de Groenlandia elevaría el nivel del mar entre 4 y 14 cms en el escenario pesimista, pero solo entre 1.5 y 5 cms en el escenario optimista.

Para la capa de hielo de la Antártida, los resultados apuntan a un mayor abanico de posibilidades, desde el cambio de la capa de hielo que disminuye el nivel del mar en 7.8 cms, hasta aumentarlo en 30 cms en el escenario pesimista y un aumento de 0 a 3 cms en el escenario optimista.

Los posibles descensos del nivel del mar se debieron a que algunos modelos indicaban que, en determinadas condiciones, el volumen añadido a la capa de hielo antártica por las nevadas podría superar el que se pierde por derretimiento.

El profesor Ralf Greve, experto en investigación de capas de hielo y glaciares en la Universidad de Hokkaido, que formó parte del equipo que modeló el comportamiento de las capas de hielo, dijo: “El cambio masivo de la AIS (capa de hielo antártica) es notoriamente difícil de predecir.

“El aumento de la temperatura del océano erosiona el fondo de las grandes plataformas de hielo flotantes, provocando pérdidas, mientras que el AIS también puede ganar masa debido al aumento de las nevadas debido a las temperaturas del aire más cálidas.

Añadió: “Estamos mejorando constantemente nuestra comprensión de las capas de hielo y su interacción con el sistema climático de la Tierra. Los estudios de intercomparación de modelos como [este] son una herramienta eficaz para proporcionar a la sociedad la información necesaria, incluidas las incertidumbres, para tomar decisiones racionales”.

El equipo de investigación dijo que la amplia gama en las estimaciones de cuánto derretimiento podría haber refleja un conocimiento incompleto del derretimiento que ocurre en el fondo de las plataformas de hielo.

Estas enormes áreas flotantes de hielo bordean Groenlandia y la Antártida, lo que ayuda a acorralar la capa de hielo, mantenerla en tierra y evitar que ingrese al mar y se derrita.

Sin embargo, este hielo es particularmente vulnerable al calentamiento de los océanos. Si se perdieran, las nuevas proyecciones indican que el océano se elevaría “varios metros” durante los próximos 500 años.

El nivel medio del mar ha aumentado unos 23 cms desde 1880 con unos 8 cms ganados en los últimos 25 años.

Con el aumento del nivel del mar cada vez más rápido, incluso los cambios pequeños pueden tener impactos significativos en las costas, afectando potencialmente a millones de personas y hábitats costeros.

La investigación se publica en la revista The Cryosphere .