La casa de Villa Fiorito, lugar donde Maradona pasó los primeros años de su vida

¿Qué es del hogar que albergó los primeros años de vida de Diego Armando Maradona? 

Redacción
jueves 26 noviembre 2020 15:07
<p>OLIVOS, ARGENTINA - NOVIEMBRE 04: Una mujer pasa por delante de una imagen de Diego Maradona colocada en las afueras de la Clínica Olivos el 4 de noviembre de 2020 en Olivos,</p>

OLIVOS, ARGENTINA - NOVIEMBRE 04: Una mujer pasa por delante de una imagen de Diego Maradona colocada en las afueras de la Clínica Olivos el 4 de noviembre de 2020 en Olivos,

A media hora del centro de la ciudad en la gran ciudad autónoma de Buenos Aires se encuentra Villa Fiorito, un barrio que desde sus inicios contó con la categoría de interés social, donde muchas personas de escasos recursos viven al día los estragos de una sociedad argentina impactada por la pobreza que se ha agravado por la crisis económica en el sur. 

Una casa, en la calle Azamor número 523, es motivo de admiración en medio de la humilde colonia, pues en ese lugar creció el más grande ídolo del fútbol argentino y uno de los más importantes de la historia de este deporte: Diego Armando Maradona. 

La modesta casita con techo de chapa y piso de tierra sigue en pie, rodeada por un panorama que cambió desde que el “eterno 10” dejó sus calles para alcanzar la gloria en la élite del futbol mundial. Las calles ya no son de terracería y el alumbrado cubre más de lo que aquellas noches a media luz, acaparadas por las estrellas, techaban sobre el sueño de la familia Maradona. 

“Tengo un recuerdo feliz de mi infancia, aunque si debo definir con una sola palabra a Villa Fiorito, digo lucha”.

Con esa frase, Diego dejaba ver lo que desde el inicio lo llevó a vivir en constantes batallas, primero para salir de las calles y luego para intentar dejar aquello que lo dañaba…

Pero aquí el punto de inflexión nace con la pregunta ¿Por qué un lugar tan emblemático sigue en las aras de la marginalidad? 

La propiedad ya no pertenece a los Maradona desde hace mucho tiempo. Cuando las cosas empezaron a funcionar para Diego, la familia tuvo la oportunidad de mudarse a otro sitio mejor, y la madre de Diego, Doña Tota, prácticamente le regaló la casa a una de las vecinas. 

Diego Maradona, 16 años, calienta el 12 de septiembre de 1977 en Buenos Aires. Maradona nació el 30 de octubre de 1960 en Villa Fiorito, uno de los suburbios más pobres de Buenos Aires. La mayoría de la gente lo considera el mejor jugador de fútbol de la historia. Empezó a jugar cuando tenía 9 años. Su primer club fue el Cebollitas, el equipo juvenil de Argentinos Juniors. Debido a su talento desconocido, pronto obtuvo el apodo “Pibe de Oro”, que literalmente significa “Golden Boy”. Jugó hasta los 15 años para el equipo juvenil. A los 16 años debutó en el fútbol profesional con Argentinos Juniors. Y unos meses después ya debutó en la selección de Argentina. 

Un gato camina en la calle en Villa Fiorito, en las afueras de Buenos Aires, Argentina, el 3 de agosto de 2020 en medio de la pandemia COVID-19. - Villa Fiorito tiene unos 43. 000 habitantes y es la ciudad natal del ex futbolista Diego Maradona. Argentina superó los 200. 000 casos de Covid-19 en la víspera, informó el Ministerio de Salud, y anunció la prohibición de las reuniones sociales en todo el país a partir de hoy. 

Los locales esperan a los voluntarios de salud en visita para detectar personas con síntomas de Covid-19, en Villa Fiorito, en las afueras de Buenos Aires, Argentina, el 3 de agosto de 2020 en medio de la pandemia de coronavirus. - Villa Fiorito tiene unos 43. 000 habitantes y es la ciudad natal del ex futbolista Diego Maradona. Argentina superó los 200. 000 casos de Covid-19 en la víspera, informó el Ministerio de Salud, y anunció la prohibición de las reuniones sociales en todo el país a partir de hoy.

La persona a la que le fue regalada la propiedad la dejó hace ya bastante tiempo porque tuvo conflictos con la pareja y abandonó la casa con uno de sus hijos. Actualmente el sitio es habitado por un vecino que no es bien visto entre todos los condóminos, y poco se ve rondar entre las calles del vecindario. 

En la casa aún se perciben las consecuencias de una pobreza extrema, pues el patio está cubierto  con restos de cartones, maderas, plásticos, chatarras y basura.

Muy cerca de la casa, también se ubicaba un potrero, donde el ídolo de la Argentina dió sus primeras muestras de calidad con la pelota, divirtiéndose con los amigos vecinos para tratar de olvidar las penas que dentro del hogar se enfrentaban. 

La pequeña cancha dió paso a otras obras urbanas, dejando casi en el olvido la que algún día vió jugar al autor de “la mano de Dios”. 

Con el tiempo, ni los actos políticos de los Kirchner, ni algún otro empresario acaudalado pudo sacar de lo ordinario a la propiedad, por lo que los sueños de un posible museo o altar conmemorativo a Diego Maradona  siguen siendo solamente eso, sueños.