“No necesito que un tribunal me diga que soy inocente”: Hombre exonerado por asesinato de Malcom X crítica al sistema que lo condenó

Oficina de Manhattan DA Cyrus Vance para anular las condenas de Muhammad Aziz y Khalil Islam

Andrew Buncombe
viernes 19 noviembre 2021 22:20
A bid will be made to exonerate two men over the murder of Malcolm X, says Manhattan’s DA
Read in English

Un hombre de 83 años que por fin será exonerado del asesinato de Malcolm X, ha dicho que no necesita "un tribunal o un papel" para decirle que es inocente.

Muhammad Aziz y el difunto Khalil Islam fueron condenados en 1966 por matar a tiros al portavoz de la Nación del Islam y activista de los derechos civiles, el año anterior en Harlem.

Durante mucho tiempo ha habido dudas sobre la imparcialidad de la condena, y los dos hombres siempre habían insistido que eran inocentes y habían sido incriminados por las autoridades.

Esta semana se informó que seis décadas después del asesinato en el Audubon Ballroom en Harlem, la oficina del fiscal principal de Manhattan, Cyrus Vance, debía presentar una moción ante un tribunal de la ciudad de Nueva York, donde anulaba las condenas y exoneraba a Aziz. y el señor Islam, que murió en 2009.

“Si bien no necesito un tribunal, fiscales o un papel para decirme que soy inocente, me alegro de que mi familia, mis amigos y los abogados que han trabajado conmigo y me han apoyado todos estos años por fin ven la verdad que todos ya hemos conocido, reconocida de manera oficial”, dijo Azid en un comunicado emitido por sus abogados.

Añadió: “Los hechos que nos trajeron aquí nunca debieron haber ocurrido; esos eventos fueron y son el resultado de un proceso que fue corrupto en su esencia, uno que es demasiado familiar, incluso en 2021 ".

Los abogados de la oficina de Vance están listos para unirse a los abogados de los dos hombres y presentar una moción para anular las condenas el jueves.

Malcolm X ganó prominencia como la voz de la Nación del Islam, al hablar sobre la importancia de que los negros reclamen sus derechos civiles “por cualquier medio necesario”, y su papel en la organización musulmana negra fue muy visible.

Pero se separó del grupo y después de un viaje a La Meca, comenzó a hablar sobre el potencial de la unidad racial. Algunos en la organización se volvieron contra él y lo llamaron traidor.

Lo mataron a tiros la noche del 21 de febrero de 1965, justo cuando debía comenzar un discurso en el Audubon Ballroom. El edificio, ubicado en el cruce de Broadway y West 165th St, en estos momentos alberga el Centro Educativo y Monumento a Malcolm X y Dr Betty Shabazz en su vestíbulo para conmemorar la contribución del líder al movimiento de derechos civiles.

La nueva examinación del caso por parte de la oficina de Vance siguió a la transmisión el año pasado de un documental en Netflix, Who Killed Malcolm X? que presenta el erudito Abdur-Rahman Muhammad, que defendió la inocencia de los dos hombres.

Aziz fue puesto en libertad condicional en 1985, e Islam también fue puesto en libertad condicional dos años después. Ambos hombres continuaron la lucha por limpiar sus nombres.

Un tercer hombre, Mujahid Abdul Halim, también conocido como Talmadge Hayer y Thomas Hagan, admitió su papel en el asesinato y fue declarado culpable del mismo. Testificó que ninguno de los otros dos hombres estaba involucrado.

Vanessa Potkin, abogada del Innocence Project con sede en Nueva York, una organización sin fines de lucro que ayudó a investigar el caso, dijo que la nueva investigación "desenterró evidencia de la inocencia de Aziz e Islam que había sido ocultada por el Departamento de Policía de Nueva York y el FBI”.

Malcolm X fue muerto a tiros cuando iba a hablar en el Audubon Ballroom en Harlem

Dijo que la información "también resalta las muchas preguntas sin respuesta sobre la complicidad del gobierno en el asesinato, un tema separado e importante que, en sí mismo, exige una mayor investigación".

David Shanies, un abogado que trabajó para limpiar los nombres de ambos hombres, dijo: “Esto marca un hito importante y muy retrasado. Estos hombres inocentes experimentaron la agonía de décadas en prisión por un crimen que no cometieron. Les robaron su libertad en la flor de su vida y los tildaron de asesinos de un destacado líder de los derechos civiles".

En su declaración, Aziz dijo que no sabía cuántos años más le quedaban para “ser creativo”.

Dijo: “Espero que el mismo sistema que fue responsable de esta farsa de la justicia también asuma la responsabilidad por el daño inconmensurable que me causó”.

Información adicional de Associated Press